Páginas vistas en total

domingo, 29 de abril de 2007

Análisis de 10 meses de gestión de E.Morales

La Fundación Conrad Adenauer de Alemania auspició un seminario para analizar los primeros diez meses de gestión del Presidente Evo Morales. En cuatro ediciones, llevaremos a conocimiento vuestro el interesante y profundo artículo que contribuye sin duda a clarificar ciertos aspectos de la Administración actual:

ANÁLISIS Y EVALUACIÓN DE 10 MESES DEL GOBIERNO DE EVO MORALES AYMA Julio Aliaga Lairana


Diez meses de gobierno son insuficientes para hacer un balance sobre las cualidades o defectos que pudiera tener un régimen de gobierno. Más aún, tratándose como ahora, de Evo Morales Ayma, que convoca más a las pasiones y al instinto, que al análisis mesurado, como el que debiera presentar yo mismo en un Foro como el presente.

Como frente a Evo Presidente no hay neutralidad posible, confesaré que formo parte de quienes toman opción al frente de su gobierno y lo juzgan desde la oposición, en mi caso, como un militante del socialismo democrático, que cree y confía que en Bolivia no existe otra posibilidad de encuentro y equilibrio entre las clases sociales, las regiones y las culturas, que un gobierno democrático de centroizquierda —ubicado entre el liberalismo social y la socialdemocracia moderna— alineado con la tendencia dominante en América del Sur, hoy por hoy, expresada en gobiernos como el brasileño, el peruano, el uruguayo o el chileno.

Desconfío de los regimenes populistas, que de todo hablan y prometen, caminando sin norte definido, salvo el de sostenerse en el gobierno; y tengo temor de aquellos que dicen estar, por encima de la ley, al servicio de dios o de los pueblos. Todo aquello que convoque sentimientos de identidad nacionalista para la construcción de poder político erige inevitablemente gobiernos y regímenes autoritarios, por lo que por principio suelo juzgar estas iniciativas de una mala manera, afiliándome, desde las corrientes de la modernidad y la ilustración a la convicción universalista, desde la que todos los seres humanos somos iguales, sin importar credo, color de piel, nacionalidad o culturas; aspirando a que todos los iguales no tenemos solo los mismos derechos, sino las mismas posibilidades solidarias de racionalidad y acción social, para establecer sistemas de gobierno democráticos, modernos, inclusivos y eficientes.

Para dar consistencia a mis análisis, proclamo al inicio que en Bolivia, los aymaras, los quechuas y los guaraníes, junto a los mestizos, los arios o los pocos negros y amarillos que habitamos Bolivia, al igual que todas las mezclas variopintas posibles que se pudieran lograr entre nosotros, somos todos pertenecientes a la especie humana. Por lo tanto, seres aptos para organizar nuestra convivencia a la altura de los mejores y más avanzados métodos, que a mi entender y hoy por hoy, son la democracia, el respeto de las leyes y la vigencia de los derechos humanos fundamentales.

Desde allí juzgo y critico a este, a los anteriores y a los futuros gobiernos, y lo digo de inicio, para evitar malos entendidos. Suelo ser un crítico mordaz y a veces atroz de este y otros gobiernos que así lo merezcan, pero estoy dispuesto a decir y hacer lo que sea necesario parea evitar que se rompa la democracia, inclusive ayudando a poner cuñas e inventar trancas, para lograr que Evo Morales concluya su periodo de gobierno de la mejor manera posible.