Páginas vistas en total

viernes, 20 de abril de 2007

Argentina revende el gas nuestro a Chile. La prueba

Los grupos contestatarios de los gobiernos anteriores al MAS, alzaron el grito al cielo cuando se empezó a discutir acerca de la posibilidad de un proyecto gubernamental para exportar gas a Chile "Antes muertos que venderle un sólo pie cúbico de gas a nuestro enemigo mortal", hoy resulta que parte importante del gas que Bolivia exporta va para el consumo de los chilenos. Qué ironía! Veamos en este cable que viene de Buenos Aires, la tremenda novedad.

BUENOS AIRES (Reuters) - Argentina "muy posiblemente" recorte desde el sábado las exportaciones de gas a Chile para compensar el menor ingreso del fluido desde Bolivia por una protesta en ese país, dijo el viernes a Reuters una fuente del Gobierno.

Bolivia recortó el viernes en más del 75 por ciento la provisión de gas natural a Argentina, y ante esa situación el Gobierno del presidente Néstor Kirchner obliga a las empresas a garantizar el suministro al mercado local, lo que genera recortes en las ventas externas.

"No se si hoy (viernes), pero sí para mañana. Para hoy no creo que haya habido nada (de recorte), porque las presiones están bien en el ducto, pero muy posiblemente para mañana," dijo la fuente oficial, quien pidió no ser identificada.

BPP. Comentario: Está absolutamente clara que la restricción de las ventas por Argentina a Chile, se origen en la menor exportacion de gas de Bolivia a la Argentina. Lo demás, que nos quieran emborrachar la perdiz y pretextar razones técnicas detrás de la operación, son puras pamplinas.
Chile depende casi totalmente de la provisión del gas argentino y los recortes en las ventas han producido en el pasado duros cruces diplomáticos.

"Para mañana hay programadas exportaciones a Chile, incluso en el norte, quizás por volúmenes menores a lo que salieron hoy, pero no es que van a ir a cero," explicó la fuente.

En Santiago de Chile, una fuente del Gobierno dijo a Reuters que un eventual recorte en los envíos argentinos afectaría de manera parcial al país, principalmente a la zona norte, donde se concentra la poderosa actividad minera.

La fuente agregó que, de todos modos, la mayor parte de las eléctricas y la industria de esa zona ya están operando sus sistemas con diésel, por lo que el impacto no sería grave.

"No va a haber paralización de nada. El sistema eléctrico va a seguir funcionando normalmente," dijo la fuente.

Bolivia se vio forzada también el viernes a reducir en más de un 10 por ciento los envíos a Brasil, por daños causados por una violenta protesta popular al sistema de gasoductos.

Las protestas, que se han extendido desde el fin de semana pasado y han dejado un muerto en medio de choques con fuerzas de seguridad, aún no están controladas.


El recorte de las exportaciones bolivianas se mantendría hasta que vuelva a la normalidad el sistema de bombeo manejado por Transredes, filial de la angloholandesa Royal Dutch Shell, que fue blanco de violentas manifestaciones esta semana en la ciudad fronteriza de Yacuiba. Corrobora ésto último que al reanudar Bolivia el volumen planeado de exportación a territorio Argentina, éste normalizará sus entregas a Chile. Más claro: agua.