Páginas vistas en total

viernes, 13 de abril de 2007

Nuestro escudo, nuestra identidad boliviana

El importante diario La Nación de Buenos Aires, tenido como el mayor de Suramérica acaba de ocuparse de una propuesta del mas rechazada de plano por la ciudadanía para incorporar las hojas de coca en el escudo nacional:

Los defensores de la despenalización de la coca, quienes aspiran a eliminarla de la lista de las Naciones Unidas sobre sustancias ilícitas, hasta el momento no han tenido éxito. Sin embargo, tampoco se han dado por vencidos y no desperdician las oportunidades para volver a insistir en su petición.

Ahora, la Comisión Coca de la Asamblea Constituyente boliviana ha hecho una doble propuesta. Planteó que la futura constitución disponga que el Estado reconozca la coca, en todas sus variedades, como un recurso natural, económico, renovable y estratégico, y que las ramas de laurel y olivo que aparecen en el actual escudo nacional sean cambiadas por la "sagrada planta milenaria".

Ese proyecto fue presentado en una audiencia pública con representantes de las seis federaciones del trópico de Cochabamba y de los Yungas de La Paz, además de comercializadores de la hoja de coca y consumidores.

Respecto de la iniciativa de incorporar la coca en la futura constitución, los cocaleros, apoyados por los asambleístas oficialistas y algunos opositores, propusieron un artículo según el cual: "El Estado reconoce a la plata de coca, cuyo nombre científico corresponde a Erithroxylum coca , en todas sus variedades, como un recurso natural, económico, renovable y estratégico, bioenergético, con más de 5000 años de vivencia; eje de las culturas andinoamazónicas, símbolo cultural y elemento ceremonial sagrado y de integración social". Agregaron los partidarios de la hoja de coca que ésta tiene valores nutricionales y medicinales, y que es importante para la soberanía nacional. Por ello, aspiran a reemplazar las ramas de laurel y olivo del escudo -en su opinión, no tienen sentido en Bolivia-, por hojas de coca, "símbolo de constancia, de economía popular, de consecuencia cultural y de resistencia y cohesión social".

Según la comisión, el olivo "es una planta que da recursos económicos muy grandes a España y tiene, seguramente, sentido para ella. El laurel es un símbolo del Imperio Romano. Por lo tanto, ninguno de estos elementos tendría significado para Bolivia.

En todo el mundo, las ramas de laurel y de olivo representan la paz y la prosperidad, respectivamente, metas a las cuales toda sociedad aspira.

La idea de partidarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) de incluir una rama de coca en el pico del cóndor del escudo boliviano provocó fuertes rechazos. La propuesta de modificar el escudo boliviano debería ser tratada con mucho cuidado, prudencia y racionalidad. Dicho símbolo representa al conjunto de los ciudadanos bolivianos y no sólo a determinados sectores que, por importantes que sean, no pueden imponer sus visiones particulares sobre un tema de mucha mayor relevancia: la identidad boliviana.