Páginas vistas en total

miércoles, 25 de julio de 2007

Aplastante mayoría por el rechazo de la reelección

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico.El periódico El Deber de Santa Cruz, ha colocado un reloj en su primera plana, donde va mostrando la cuenta regresiva de los 10 días que faltan hasta el 6 de agosto y la conclusión del plazo para la Asamblea Constituyente. Además ha realizado tres encuestas que iremos reproduciendo aquí, como muestra de un respetable trabajo de investigación:

La mayoría de los bolivianos son poco afines a la idea de que se produzca una reelección presidencial, tal y como lo propuso el Movimiento Al Socialismo (MAS) en la Asamblea Constituyente.
Al menos así lo refleja una encuesta aplicada por Equipos Mori a 1.100 personas en las nueve capitales de departamento, además de las ciudades de El Alto, San Julián, Villa Montes y Yapacaní.
A pesar de que la encuesta fue realizada entre el pasado 5 y 11 de mayo, antes de que el MAS presentara su proyecto de reelección indefinida del presidente y vicepresidente de la República, el 52% de los consultados se mostró en contra de que el jefe de Estado en ejercicio se presente a una nueva elección. En contrapartida, un 42% de los encuestados considera conveniente que el Presidente se postule nuevamente al cargo, mientras que otro 6% no respondió a la pregunta.
El mayor porcentaje de rechazo al alargamiento del mandato se produjo en Pando, con el 77%, mientras que en Sucre un 71% de los consultados ve con buenos ojos que el mandatario nacional pugne por la reelección. En La Paz tampoco creen conveniente que un jefe de Estado se postule para otra gestión gubernamental.
La actual Constitución Política del Estado establece en su artículo 87, inciso I, que el ‘mandato improrrogable del Presidente de la República es de cinco años. El jefe de Estado puede ser reelecto por una sola vez después de transcurridos cuando menos un periodo constitucional’.
Sin embargo, el viernes 17 de julio el MAS presentó un informe en la Comisión de Poder Ejecutivo en el que propuso la reelección indefinida del presidente y vicepresidente de la República. El proyecto del oficialismo coincide con la reforma constitucional que se pretende introducir en Venezuela. Para finales del mes en curso, el presidente de ese país, Hugo Chávez, tiene previsto presentar una propuesta a la Asamblea venezolana, ocupada en su totalidad por los ‘chavistas’.
En La Paz, el informe de los masistas fue calificado por el diputado Fernando Messmer, de Podemos, como una ‘aberración política’ en el actual sistema democrático.
La versión fue reforzada por su compañero de partido en el Senado, Róger Pinto, quien afirmó que el MAS presentó la verdadera intención de su Gobierno, que consiste en ‘perpetuarse’ en el poder.
Sin embargo, el presidente de la Comisión de Poder Ejecutivo en la Asamblea Constituyente, Eduardo García, afirmó que el planteamiento del partido de Gobierno no es para ‘eternizarse’ en el poder, ya que también contempla el referéndum revocatorio al mandato de las autoridades elegidas por el voto popular. “La permanencia o no de los gobernantes dependerá de la voluntad popular”, retrucó el constituyente masista.
La propuesta de la reelección presidencial también fue discutida a finales del primer mandato del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997), pero el tema no fue incorporado en la reforma constitucional que se produjo durante el Gobierno de Hugo Banzer ni en la que hubo en la gestión de Carlos Mesa.

Los símbolos patrios no se deben tocar
A juzgar por los resultados de la encuesta aplicada por Equipos Mori, los bolivianos mayores de 18 años están conformes con los símbolos patrios.
Según el estudio de opinión que se aplicó en las nueve capitales de departamento, más El Alto, San Julián, Villa Montes y Yapacaní, el 90% de los 1.100 consultados expresó que se debe mantener la bandera nacional, mientras que apenas un 7% es partidario de que se utilice la actual insignia junto con la wiphala. Esto implica que nueve de cada 10 personas encuestadas se oponen al cambio, como lo propuso un constituyente y un parlamentario del Movimiento Al Socialismo.
En Tarija, el 100% de los consultados salió en defensa de la bandera, mientras que en Santa Cruz un 98% se manifestó en favor de que se mantenga el símbolo patrio.
La wiphala flamea en el teatro Gran Mariscal, sede de la Asamblea Constituyente, desde mediados de agosto del año pasado. Sin embargo, el 79% de los sucrenses encuestados cree que no puede sustituir la actual bandera nacional. En la ciudad de La Paz y El Alto, sólo un 4% votó por el cambio de la insignia de los bolivianos.