Páginas vistas en total

viernes, 17 de abril de 2009

qué casualidad! siempre que evo se ausenta suceden éstas cosas dramáticas, muertes, asesinatos y desde fuera "el infalible" despotrica. terrrorismo?


Cada vez que viaja el presidente Evo el país se entera, no tanto por sus voceros sino por lo que pasa en Bolivia en su ausencia. Esta es ya una característica que como un sino pende sobre los bolivianos, sobre todo para los habitantes de la zona oriental de Bolivia, que se arrepia y se contorsiona a sabiendas de que algo terrible sucederá después que ha viajado Evo.
Una de las primeras cosas que aprendí en psicoanálisis es que no existen casualidades, que todos los hechos tanto de la historia de las personas como de los países o las familias tienen una conexión y un determinismo causal, con esto se plantea que existe una sobre determinación, una cadena que tiene eslabones que definen los sucesos y que son los hilos de la historia que un buen investigador no debe perder de vista, si quiere seguir realmente las huellas de los factores determinantes y no dejarse engañar con las cortinas de humos que se crean para el despiste.
Veamos las aparentes casualidades: El presidente Evo Morales desde su huelga de hambre y sus intentos fallidos de hacer aprobar la ley electoral que quería y que le beneficiaba cien por ciento a él y su partido, volvió a anunciar con tono de oráculo de tragedia que había un complot que involucraba al gobierno de EE.UU en un intento por derrocarlo. Imaginemos que en esa cadena de concatenaciones que ahora cabe investigar se dio el hecho del atentado a la residencia del Cardenal que actualmente está siendo duramente combatido por el gobierno y luego, también por casualidad viene el grupo elite y el F 10, que son los grupos que actúan encapuchados a investigar el hecho del atentado a la vivienda del Cardenal, y por casualidad anoche aparece Sacha Llorente ex defensor de los DD.HH y ahora viceministro de Movimientos Sociales a plantear que el atentado había sido armado por la oposición, y de mucha casualidad al amanecer del día siguiente los investigadores matan a tres ciudadanos en un céntrico hotel de la ciudad de Santa Cruz e inmediatamente se dirigen al campo ferial y descubren un arsenal de armas y explosivos…. Y bueno, después de esto las casualidades ya pueden aumentar en una progresión ad infinitum, pueden subir a escalas increíbles, ligar a Pancho con Juancho, emparentar un pato con una gallareta y se pueden producir las combinaciones más increíbles y fantásticas, porque por casualidad también viajó el presidente Evo Morales, tal como ocurrió cuando pillaron un intento de magnicidio y tomaron preso a dos jóvenes con una viejo mauser y de pronto y por efecto de los ministros que declaraban el máuser viejo se transformó en una potente arma con mira telescópica y el caso fue un enredo de casualidades que llegó a una dimensión de ciencia ficción.
Es que en Bolivia, ocurren muchas casualidades como el enfrentamiento de Pando que Unasur transformó en magnicidio y puso en su lista de muertos a personas que en la dimensión del mundo virtual de la realidad aparecieron vivos, y luego Matarollo, vino a disparar sus conclusiones. Y ahora en virtud a esas casualidades estamos en el inicio de una etapa pre electoral que se avecina reñida porque el gobierno no consiguió la Ley Transitoria Electoral que necesitaba porque era la ideal y le favorecía en el cien por ciento a su re elección, y mirando ahora este mundo ciego de las casualidades, lo que está pasando en Santa Cruz dará por casualidad inicio a una gran persecución tal como la de Pando, pues los encapuchados militares y los sistemas de inteligencia que están operando encontrarán por casualidad mil formas de vincular a personas, organizaciones y sistemas binarios de combinaciones que pueden subir la mostaza de la violencia a dimensiones increíbles. Recordemos también que el atentado a la casa del Cardenal tuvo una gran repercusión tanto en la prensa local como internacional y recibió una condena unánime, entonces qué casualidad que ahora puede relacionarse con otros hechos, con otras organizaciones, con células extrañas.
¿Será una nueva versión de indicios y casualidades como lo que ocurrió en Pando y hasta ahora no se esclarece plenamente?