Páginas vistas en total

miércoles, 13 de enero de 2010

El Banco Mundial empezó a retener fondos de las cuentas de países en bancarrota. No tienen acceso a créditos preferenciales y gastan más de lo debido

Ucrania Argentina y Venezuela: Países en bancarrota

Mauricio Aira

Ucrania, Argentina y Venezuela en ese orden encabezan la lista de países que podrían ser obligados a declararse en quiebra “bancarrota” es el vocablo que utilizan los analistas. Los temas esencialmente financieros los dejamos a los especialistas aún cuando no las implicaciones político sociales que conllevan como es el caso de las economías virtualmente en ruina después de la crisis financiera mundial que no termina de pasar y según análisis del diario Dagens Industri de Estocolmo.

Los mercados financieros agobiados por la crisis de 2008 y 2009 han necesitado de la inyección de enormes sumas a los sistemas bancarios. La operación ha significado un negocio de alto precio y recién ahora una gran parte de los países como los nombrados tienen problemas financieros.

Los países que están muy afectados son los que tienen grandes deudas en moneda extranjera, según Gunnar Örm lo que fue de inmediato corroborado por el Banco Mundial que los puso en la lista negra en la columna de privados de crédito lo que según la Presidenta Fernández de Argentina significa la necesidad de acceder a créditos de hasta 14% anual, frente a los demás que sólo pagan no más del 1%. El diario sueco ha dejado ver que las tasas de interés tarde o temprano se tendrán que elevar. Por estos días los ministros de finanzas discuten el asunto, partiendo del hecho de ser Japón y Estados Unidos con sus enormes reservas capaces de remontar la crisis no obstante sus enormes deudas. “Según el mercado de los contratos CDS de títulos públicos el mayor riesgo de quiebra financiera, cesación de pagos e inflación está en Ucrania, Argentina y Venezuela, aunque hay otros como Grecia, Islandia, Letonia y Dubái que cayeron en el grupo de afectados y “su caída es abismal” citando siempre al DI escandinavo, “Letonia recibió préstamos de emergencia del FMI y de la UE y los países vecinos como Suecia, Dinamarca, sin haber logrado sanear el presupuesto y donde persiste el peligro de colapso financiero. Argentina no paga sus acreencias a Inglaterra, no a Holanda ni Bélgica.

En Argentina el tema se ha convertido en problema político porque su gobierno ha preferido darle un cariz escandaloso a un problema esencialmente técnico y financiero, sostiene el diario. Al no poder calificar para obtener créditos preferenciales por una abultada deuda externa y la falta de liquidez para importar insumos, se ve en el trance de interrumpir los pagos como Venezuela y sus acreedores pierden el dinero prestado y los intereses de modo que la declaración de bancarrota es más que probable. Sin liquidez en moneda internacional no tienen simplemente medios para atender los compromisos contraídos. La población vivió por encima de sus posibilidades reales. Algunos cerraron los bancos con problemas o los estatizaron aunque no pueden evitar que la deuda bancaria esté asfixiando a toda la economía.

Hungría es el único de los 27 de la UE en situación de emergencia. Sus créditos están impagables. Los intereses de sobregiro se sitúan en un 25 por ciento y se encarecen debido a que el Banco Central por presión del FMI los subió del 6 a un 16%, para respaldar su moneda nacional que ha perdido tres veces su valor frente al euro. Hungría es particularmente vulnerable por su elevada deuda externa.

La situación de Argentina por haberse declarado en suspensión de pagos antes de estallar la crisis financiera a finales del 2001, después de haberle sido negado un crédito multimillonario por el FMI los inversionistas comenzaron a sacar masivamente sus ahorros y depósitos del país. Cuando los ciudadanos comenzaron a retirar sus divisas el gobierno, según están informados los lectores, aplicó frenos de emergencia cerrando las cuentas corrientes, episodio que se conoce como “el corralito bancario” colocando al borde de la desesperación a decenas de miles de cuentacorrentistas. Se conocen también ampliamente los intentos de asalto a los bancos, la renuncia del gobierno ante la virtual bancarrota, la devaluación, la perdida de dinero cuando el dólar subió de uno a 3.5 de modo que la falta de confianza se extiende hasta nuestros días cuando Cristina destituyó a Martin Redrado titular del Banco Central desatando una nueva crisis que se manifiesta en la pérdida de popularidad del gobierno peronista que como otros “bolivarianos” se convierten en estados policíacos. (Editorial de La Nación.13.01.10) por cuanto Argentina tiene vedado el acceso a los mercados internacionales de capital, pretende estatizar los fondos privados de pensiones lo cual desencadenó nuevas corrientes de oposición y crítica al periodo de los Kirchner. (Ernesto y Cristina que pertenecen a la sucesión peronista) La crisis no ha remontado la cresta, sino que va en ascenso galopante. Al término de este texto llegó la decisión del juez Thomas Griesa de NY de incautarse de 1.834.000 de una cuenta del Banco Central R.A. y del embargo de todo el dinero hasta cubrir 3.110 millones de dólares, lo que confirma nuestras afirmaciones.

Venezuela permanece vinculada a préstamos con el BM y el FMI de más de 40 mil millones de dólares y a las importaciones que están siendo más caras por cuanto más de la mitad de su consumo en alimentos y maquinaria se importan. La monodependencia del petróleo destinado en más del 50% al mercado de EEUU y la forma poco ortodoxa de manejar la economía por el presidente Hugo Chávez son el ingrediente de la crisis y su cercanía a la bancarrota. Es evidente que no necesita recursos financieros con la frecuencia y tamaño de Argentina, pero tampoco posee un blindaje porque las reservas no son eternas.

Así siendo Venezuela el único soporte económico financiero de Bolivia, la suerte del primero arrastrará inexorablemente al segundo en un marco de imprevisibles consecuencias.

                                        


martes, 12 de enero de 2010

La noticia aparece en La Tercera de Santiago. En realidad se ha difundido por el mundo entero. Resulta algo incongruente gastar tanto dinero del TGN

La ceremonia de asunción de dos días del Presidente Evo Morales, que se realizará el jueves 21 de enero en las ruinas de Tiwanaku, costará un millón de dólares, informaron hoy autoridades del gobierno de La Paz.

"El monto es inferior al que se gastó el 22 de enero de 2006 en el gobierno de Eduardo Rodríguez, cuando alcanzó los 11,5 millones de bolivianos -1,6 millones de dólares-", aclaró el portavoz del gobierno, Iván Canelas.

Según explicó el viceministro de Culturas, Pablo Groux, la ceremonia se realizará en la pirámide Akapana y el templo de Kalasasaya, 70 kilómetros al noreste de La Paz.

"Ambas estructuras -pirámides- son las principales edificaciones de las ruinas de Tiwanaku. En el rito ancestral, los amautas entregarán, a través de una niña aymará, el bastón de mando con dos cabezas -cóndor y puma- al Presidente Morales", explicó el viceministro.

En la celebración, el mandatario lucirá una túnica de color blanco y negro con simbología andina relacionada con la prosperidad, la sabiduría y el éxito, confeccionada por el Consejo de Amautas de Tiwanaku.

La vestimenta incluirá también un gorro de cuatro puntas llamado "Juch'u" que utilizaban los sacerdotes tiwanacotas para rituales andinos.

El acto se realizará al mediodía del jueves y comenzará con el encendido del fuego sagrado en la cima de Akapana, y concluirá en la escalinata principal del templo de Kalasasaya con un mensaje del mandatario a los pueblos indígenas y originarios.

Groux anticipó que unas 40.000 personas asistirán a la ceremonia de Tiwanaku donde se habilitarán cuatro anillos de seguridad a cargo de la Policía Sindical Originaria, Policía Militar, Policía Nacional y Policía Patrimonial.

La ceremonia central, en presencia de varios mandatarios sudamericanos, se realizará el viernes 22 en la sede de la nueva Asamblea Legislativa Plurinacional donde serán investidos Evo Morales y Álvaro García Linera, actual vicepresidente de Bolivia, para el período 2010-2015.

hace ya mucho tiempo sostuvimos que "el control social" era un pretexto para cometer abusos. El Dia nos da la razón con su medular artículo

‘Control social’ para los otros
Editorial
Martes, 12 de Enero, 2010

El régimen de Evo Morales les ha dado potestad a los pueblos indígenas, campesinos y sindicatos afines para que miren, controlen y fiscalicen cualquier actividad sobre el territorio nacional y a eso le ha puesto el nombre de “Control Social”. Hay que ver las romerías de dirigentes –todos ellos sin actividad, oficio ni trabajo conocidos- que se trasladan hasta las haciendas junto con los técnicos del INRA para hacer la labor de intimidación de los productores, mientras se efectúa el proceso de saneamiento. Con ese pretexto se han invadido propiedades, se han tomado minas y también se han dado casos de linchamiento.
En el Chapare, buena parte de la lucha contra el narcotráfico ha sido encomendada a los productores de coca y todo parece indicar que el resultado es muy parecido al que le confió a un ratón para que cuide el queso. No hace mucho, el Gobierno decidió mediante un decreto, crear la figura insólita de “licencia social”. Luego de la prolongada toma de una mina, los campesinos obtuvieron dicha potestad, que es nada más y nada menos que una autorización oficial para extorsionar a una empresa o un inversionista, bajo amenaza de invasión, toma o bloqueo. Cuántos aprendices de mafiosos habrá en este momento, camuflados detrás de este supuesto esquema de inclusión social y participación política.
El año pasado, los indígenas del norte paceño quisieron hacer valer este empoderamiento cuando la petrolera PDVSA inició los trabajos de exploración en esa zona boscosa, hábitat natural de varias comunidades amazónicas. Fue el propio presidente Morales el que salió en defensa de la incursión de la compañía y les recriminó a sus “hermanos originarios” por una supuesta intención de bloquear el desarrollo. Claro, se trataba de una empresa venezolana, pero el caso sirvió para poner en el tapete un debate elemental y sobre todo, identificar un peligroso instrumento creado por el MAS para canibalizar al país. Al final, las autoridades nacionales decidieron pasar por encima de sus propias leyes e ignorar las demandas de los indígenas de La Paz.
Lo que le sucedió a PDVSA lo han estado sufriendo todas las petroleras que operan en el país, víctimas de sindicalistas profesionales aleccionados por el Gobierno y por ONGs que paradójicamente –y por esta misma razón- también recibieron críticas del presidente Morales. El presidente de YPFB, Carlos Villegas, ya no duda en afirmar que son padres de un engendro al que hay que ponerle límites. Ha dicho que la licencia ambiental y la consulta y participación de organizaciones campesinas e indígenas no han sido más que un obstáculo para la ejecución de proyectos y un freno a la inversión. El ejecutivo ha anunciado cambios en la Ley de Hidrocarburos para evitar que las cosas sigan así, es decir, con una sequía de inversiones que pone en peligro el abastecimiento de combustibles.
Por este lado está muy bien, pero por otro lado, el Gobierno anuncia un proyecto para eliminar la Ley Safco, encargada del control de la gestión gubernamental y reemplazarla por el “control social”. Eso quiere decir, trasladar a las mismas organizaciones que hoy le hacen la vida imposible a las petroleras, que toman minas y que dizque combaten el narcotráfico, a hacer el trabajo de contralores, revisar cuentas, gastos y licitaciones. ¿En qué quedamos?

El Gobierno se queja de los campesinos e indígenas porque frenan proyectos petroleros. Pero los quiere usar como contralores

domingo, 10 de enero de 2010

"sólo soy un agente de la verdad" retruca Martínez a Evo Morales "se ha convertido en mi relacionador público" el libro será reeditado para fuera


Martínez, que también tiene la nacionalidad boliviana, es el autor del libro "Ciudadano X: La historia secreta del evismo", una obra muy crítica con el proyecto político del mandatario de izquierda y que ha tenido varias ediciones en Bolivia.

Morales habló de Martínez el sábado al entregar a una biblioteca de su pueblo natal, Orinoca, varios libros sobre su vida y su política, entre ellos el "Ciudadano X", del que dijo que fue "escrito por un agente del imperialismo norteamericano".

Martínez, quien reside en la ciudad boliviana de Santa Cruz, dijo hoy a Efe que solo intenta ser "un agente de la verdad, exponiendo algunos hechos e interpretaciones que han quedado excluidos por la versión oficial de los sucesos políticos" en torno a Morales.

"Desde el poder están creando una historiografía y una mitología oficiales, que buscan instalar una suerte de culto a la personalidad de Evo Morales. En buena medida, eso se está haciendo a través de más de una decena de biografías de tipo panegírico", dijo el escritor.

En cambio, el libro "Ciudadano X" procura "registrar hechos que esas biografías omiten sistemáticamente, esperando que del contraste entre todas las versiones el lector pueda lograr una aproximación a la verdad", agregó Martínez.

Para el autor, en democracia, un presidente no tiene por qué molestarse con un libro crítico.

Según el escritor, con sus palabras Morales se ha convertido en su "mejor agente literario" porque ahora puede plantearse una edición internacional de "Ciudadano X".

Martínez (1971) también ha escrito "X2: lo que Unasur no dijo y La masacre del Hotel Las Américas", además de las obras literarias "Noticias de Burgundia", "Cuentos para emborrachar la perdiz", "Antiguos jardines", "El banquete" y "El Libro de los espejos", entre otros.