Páginas vistas en total

miércoles, 27 de junio de 2012

crónica de LTD relatando la llegada apoteósica del TIPNIS a la sede de Gobierno. aplausos, presentes de toda clase y apoyo, de 300 que iniciaron la marcha se multiplicaron a mil, 1.500, 5 mil, 10 mil marchantes hasta llegar al centro de la ciudad y allí policías los detuvieron a la fuerza y lanzaron gases pimienta que son vomitivos...


La IX marcha del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) llegó a plaza San Francisco, luego de que un contigente policial de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) utilizó gases lacrimógenos para impedir su acceso de la caravana a plaza Murillo.
El obejtivo de los dirigentes de la marcha, según manifestaron a los medios de comunicación, era realizar una movilización pacífica, sin embargo, desde su arribo al centro paceño se registraron enfrenatmeintos con los efectivos policiales generando un ambiente de alta tensión.
"No hay caso de ingresar, la policía siempre con un accionar muy torpe, nosotros con la predisposición de hablar con el comandante para que se pueda entender a la columna de la marcha no se ha podido dar solución", relató Adolfo Chávez, presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) quien también aseguró que la presidenta de la columna de la marcha fue afectada con gas pimienta.
Durante el descenso de la caravana a la sede de Gobierno, se pudo constatar el recibimiento de la gente de las laderas paceñas que con aplausos demostraron su respaldo a los indígenas y además les hicieron la entrega de abrigo, alimentos, dulces y mates de coca para contrarrestar las bajas temperaturas que se registran.
Asimismo, en su arribo final, decenas de personas los fueron a recibir a plaza San Francisco donde también se hizo presente el alcalde de La Paz, Luis Revilla, junto a autoridades departamentales y municipales; además del arsobispo, Edmundo Abastoflor.
"Marchamos de forma pacífica soportando las amenazas y hostigaciones del Gobierno, que piensa que somos de su propiedad. Esperamos que nos reciba porque no vamos a aceptar dialogar con miembros de la Conisur. Si no nos recibe los vamos a esperar hasta que atienda nuestras peticiones "dijo el diputado Pedro Nuni.

Asimismo insistió: "El Gobierno tiene que respetar el derecho del pueblo indígena. Es importante que demuestre al país su coherencia en su discurso ya que siempre está hablando de defender a los indígenas".
Crónica
Sin bien, al principio el punto de llegada era la plaza de San Francisco a fin de evitar enfrentamientos con sectores sociales afines al Gobierno, hubo cambio de planes y determinaron ingresar a plaza Murillo.

A unas dos cuadras, en la calle Bolívar, los indígenas se toparon con más de 200 policías, que resguardaban el lugar, impidiéndoles el paso. Hubo intentos de confrontación entre los uniformados y defensores del Tipnis, pero no llegó a mayores ya que éstos decidieron alejarse y seguir su recorrido hasta plaza San Francisco.
Momentos después, en otro intento por ingresar a la Plaza Murillo, por la calle Yanacocha fueron nuevamente frenados por un centenar de uniformados, donde se utilizó gases lacrimógenos para dispersar a los marchistas.

Los indígenas partieron de Urujara cerca de las 10 de la mañana rumbo a la plaza de San Francisco en la ciudad de La Paz a la espera de que el Gobierno acepte instalar el diálogo en base a la plataforma de demandas propuestas por este sector.
Contexto
Según reportes del lugar, la columna creció hasta llegar a un total de más de 8 mil marchistas debido a que se sumaron muchos vecinos a la cabeza del dirigente de la Federación de Juntas Vecinales del Alto, Rafael Fernández.

Asimismo el Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Collasullu, también decidieron  acompañar a los indígenas, al igual que muchos otros voluntarios que desde temprano se integraron a la caminata que lleva más de 60 días desde su comienzo en Trinidad.

Los principales puntos que reclaman los indígenas son el cumplimiento de la Ley 180 de protección del Tipnis -un logro de la VIII marcha-, la abrogación de la Ley 222 de consulta posterior, el retiro de los asentamientos y ocupaciones ilegales y las plantaciones ilegales de coca en el parque nacional.

Además, solicitan el encarcelamiento de autores de la intervención policial del 25 de septiembre en Chaparina, el resarcimiento y satisfacción pública por parte del gobierno; que el canciller David Choquehuanca esclarezca su falso secuestro; y que cese la persecución política a los dirigentes indígenas.

Los defensores del Tipnis partieron el 27 de abril pasado de la ciudad de Trinidad y ya llevan 62 días de caminata en medio de las inclemencias del tiempo y de la carretera.