Páginas vistas en total

martes, 28 de agosto de 2012

marcha atrás? No es querella. Es denuncia. afirma César Navarro de los Movimientos Sociales. es el Ministerio Público que tiene que procesar, no es el Gobierno.


El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Cesar Navarro, afirmó este lunes que no existe una “querella” contra la Agencia Fides, “Página Siete” y “El Diario”, sino una “denuncia”  por la “probable” comisión del delito referido a la “difusión e incitación al racismo o la discriminación” en relación al discurso que pronunció el presidente Evo Morales en Tiahuanacu el 15 de agosto pasado.
“No es una querella. Estamos presentando una denuncia, es diferente a una querella, y lo que tiene que hacer el Ministerio Público es procesar la información y, por lo tanto, lo primero que tiene que hacer es pedir a los medios que están siendo denunciados que presenten las bases que justifiquen la presentación de esta información”, dijo el funcionario a la red estatal “Patria Nueva”.
“Por lo tanto –agregó-, es una denuncia que hemos presentado desde el Ministerio de la Presidencia en representación del ministro Juan Ramón Quintana, y lo que tienen que hacer los medios es presentar la información en la que se han basado para emitir este tipo de afirmación como titulares, en dos medios, ‘La Prensa’, ‘El Diario’, y también la Agencia de Noticias Fides”, sostuvo Navarro.
Por su parte, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dijo que no es incompatible iniciar un proceso penal contra un periodista o contra un medio que “difama”, que “alienta el racismo”, con la libertad de expresión:
“¿Por qué tendría que ser incompatible que un gobierno pueda apelar a instrumentos jurídicos para ventilar un proceso por lo que cree que es correcto hacerlo? No es incompatible”, dijo al responder a una pregunta de los periodistas durante una conferencia de prensa celebrada en el Palacio de Gobierno y centrada en la defensa de la designación de Sacha Llorenti como embajador ante las Naciones Unidas.
“¿Cuántos procesos penales se ventilarán no solamente en Bolivia, sino en cada uno de los países de América latina y el mundo contra medios de comunicación?”, preguntó. “Me imagino que todos los días”, se respondió a sí mismo. “Todos los días hay prácticas poco nobles de periodistas y medios de comunicación”, acotó.
“Entonces –insistió-, no hay ninguna incompatibilidad. Todo lo contrario. Más bien, cuanto más y mejor (que) se ventilen estas causas y se disipe los presuntos delitos”.
“Yo creo que la democracia sale más fortalecida. Entonces no pretendamos hacer creer a la población que porque se está iniciando un juicio penal se va acabar la libertad de expresión,  ¡por Dios!”. Este no es el objetivo. El objetivo es que se ventile este presunto delito ante un espacio jurisdiccional”, puntualizó.
Navarro dijo a la red estatal Patria Nueva que la Ley Contra el Racismo y Lucha Contra toda forma de Discriminación protege a hombres y mujeres de toda la sociedad boliviana contra cualquier tipo de ataque por parte de autoridades o cualquier persona que no respete lo contemplado en la norma, por lo que, a su juicio, “no existe ningún atentado a los medios de prensa ni a la libertad de expresión”.
Durante la entrevista, la autoridad reiteró los argumentos emitidos por dos ministros de Estado, y el viceministro de Coordinación Gubernamental, Javier Baldivieso, en el sentido de que los tres medios denunciados cometieron un delito al haber intentado provocar, según la acusación, “un enfrentamiento y consecuentemente un odio racial y discriminación entre bolivianos” e incluso “peligro la unidad del Estado plurinacional”.
El viceministro Coordinación Gubernamental, Javier Baldivieso, acusó el viernes pasado a la Agencia de Noticias Fides (ANF) de haber “distorsionado” y “tergiversado” el discurso que pronunció el presidente Evo Morales en Tiahuanacu el 15 de agosto pasado, al emitir una noticia bajo el título: “Evo dice que si se hambrea en el oriente es por ‘flojera’”.
En esa ocasión, el presidente Morales dijo textualmente: “En el oriente boliviano, donde todo el año se produce, yo digo solamente por falta  de voluntad podemos ser tan pobres o no poder tener alimento, mientras en el Altiplano es diferente: si hay helada, si no hay lluvia, si hay granizada, no hay alimento, es una verdad eso, pero en el oriente no, sólo por flojos podemos hambrear”.
Ningún funcionario del Gobierno ha admitido sin embargo que la nota de ANF incluía en su texto el párrafo textual del discurso y que la nota de Fides fue emitida en la noche, horas después de que se produjeran las protestas en Santa Cruz.
Durante la misma comparecencia de Navarro, el presidente del Colegio de Comunicadores de Bolivia, Miguel García, desmintió de nueva cuenta una declaraciones que le atribuyó ANF el viernes pasado y reiteró que acudirá al Tribunal de Ética y demandará a la agencia ANF por esa versión.
José Walter Gonzales, colaborador de ANF en Cochabamba y autor de la nota pidió ayer disculpas al Colegio y a su presidente por no haberse identificado en la charla que sostuvo con él sobre el tema y por haber atribuido a la institución matriz una posición que correspondía a la filial del Colegio de Cochabamba.
“Nosotros lamentamos mucho, no tenemos conocimiento del porqué publicaron esa información, no tenemos conocimiento. El Directorio de Comunicadores de Bolivia y el de Cochabamba, nunca ha puesto a debate, a discusión este conflicto que en este momento se está desarrollando entre el Gobierno y algunos medios de comunicación, por lo tanto mal podríamos nosotros dar a conocer una posición institucional sobre este aspecto”, sostuvo García.