Páginas vistas en total

martes, 13 de noviembre de 2012

violencia extrema. 30 detenidos. magullados, vehículos destrozados y fria y cabreo cuando sectores populares sale a la calle en contra de Evo. pedirán revocatoria. Gobierno titubea.

Transportistas y gremiales de Santa Cruz y Cochabamba protagonizaron este martes fuertes medidas de presión exigiendo al gobierno la anulación del proyecto de ley de Extinción de dominio de Bienes a Favor del Estado, norma que el gobierno pretende aprobar pero ahora es analizada por el Tribunal Constitucional.

A pesar de las medidas de presión, el gobierno y los sectores movilizados por separado anunciaron que se  acordó debatir el cuestionado proyecto el viernes próximo en una reunión.

En Santa Cruz se cumplió un paro de 24 horas donde se registraron bloqueos que tuvieron respuesta en acciones policiales. Al menos 29 personas fueron arrestadas por destrozos a la propiedad y agresiones en contra de quienes no estaban de acuerdo con la medida. 

La comandante de la Policía de Santa Cruz, Lilly Cortez acompañada de siete fiscales procedió a los operativos de control para evitar que existan desmanes y se perjudique a las personas que desean realizar sus actividades con normalidad en el paro de 24 horas.

Algunos de los gremialistas detenidos aseguraron estar de paso por el lugar, según el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez los bloqueadores agredieron a un oficial de la policía, responsabilizando al dirigente de los gremialistas de esta ciudad, Jesús Cahuana. 

Los bloqueos efectuados en tres puntos de la ciudad de Santa Cruz fueron levantados por los efectivos policiales quienes utilizaron agentes químicos para disuadir a los manifestantes. Uno de los puntos bloqueados fue en la doble vía la Guardia a la altura del tercer anillo, cerca de 10 choferes fueron detenidos,  y en el bloqueos de la avenida Santos Dumont en el quinto anillo otras seis personas fueron trasladas hasta las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc). 

Después de llevar hasta las celdas de la Felcc a las personas detenidas los dirigentes de ambos sectores se apersonaron hasta las oficinas policiales para exigir la liberación de las más de 29 personas.

El dirigente Mario Guerrero del sector del transporte de Santa Cruz calificó el paro como una jornada exitosa, pero lamentó el arresto de sus compañeros, quienes exigían la anulación de este proyecto de ley que afecta directamente a los transportistas del país.

En tanto el dirigente de los gremiales Jesús Cahuana no descartó con asumir medidas de presión más radicales si el gobierno no elimina este proyecto.
“Un concejal ha amenazado con quitarles los puestos, ha quedado chiquitito García Meza, estamos peor que en la dictadura, nosotros somos el soberano, la próxima semana es un paro nacional con todos los departamentos de Bolivia”, aseguró el dirigente. 

Cochabamba 
En tanto en el departamento de Cochabamba donde la movilización convocada por la Central Obrera Departamental, los gremiales, fabriles y los choferes fue calificada como masiva por estos sectores. La dirigencia determinó, en caso de no tener respuestas favorables a sus demandas, trasladarse hacia la capital del Estado, Sucre, para exigir la Tribunal Constitucional defina la inconstitucionalidad del proyecto de ley de Extinción de Dominio de Bienes a Favor del Estado. 

El dirigente de los transportistas de Cochabamba, Lucio Gómez, a tiempo de hacer conocer la determinación del cabildo, dijo que se conformó una comisión de los gremiales y transportistas para trasladarse hasta la ciudad de Sucre y evitar la decisión del Tribunal Constitucional a favor del Ejecutivo.

“A la otra semana nos vamos a ir al paro, no se descarta ir a Sucre, no se descarta viajar a La Paz, donde tengamos que estar en presencia masiva lo vamos hacer, pero esta ley no se aprueba, si o si va a morir esta ley”, afirmó.

Según reportes radiales, otra de las determinaciones de los gremiales y transportistas en el cabildo fue pedir un referéndum revocatorio al presidente Evo Morales en caso que esta propuesta prospere y afecte directamente a los sectores. 

Gobierno minimiza
Por su parte el ministro de Gobierno, Carlos Romero minimizó ambas medidas de presión y cuestionó la actitud de los movilizados algunos que “perjudicaron y agredieron” a sectores que estaban en contra de las movilizaciones y querían desempeñar sus actividades con normalidad. 

“Ha sido (una movilización) violenta en algunos lugares, producto de ello es por eso que se ha producido la aprehensión de 29 personas que han siso sorprendidas en actitud de destrozos materiales provocados contra algunos vehículos, atacando la propiedad privada, en realidad de las personas y en otro caso que golpearon a unos de los miembros del transporte que no estaba de acuerdo con la movilización, lo golpearon brutalmente”, dijo la autoridad.