Páginas vistas en total

jueves, 21 de febrero de 2013

Tercera elección? pregunta Liendo desde OPINION y responde que Evo ha sorprendido por su contundencia que sí. deja de lado la CPE e incluso al Tribunal Constitucional, en ese afán de perpetuarse en el poder como en Cuba donde el poder es exclusivo de una casta familiar que se perpetúa...

El Presidente actual del Estado Plurinacional ha manifestado a los medios de que referente a su decisión de postularse a la tercera elección presidencial a realizarse el año 2014, él está decidido a hacerlo porque considera que tiene derecho y no es necesario una consulta al Tribunal Constitucional.

Esta manera de pensar, del Presidente, sorprende por su contundencia avalada únicamente por su propia lógica dejando a un lado el resultado de la consulta que se hizo sobre éste aspecto al Tribunal Constitucional quien seguramente dará su veredicto basado en lo que determina la Constitución Política del Estado que según la mayoría de los abogados constitucionalistas y otros expertos dedicados al estudio severo de la Constitución, citando párrafos textuales de la Constitución vigente no permite más que una reelección, reelección que don Evo Morales ya ha tenido. Para aclarar más la figura, podemos afirmar que en la Constitución Política del Estado, que es ley de leyes, no existe ni por asomo: el derecho a una tercera elección consecutiva, pero sí está normada una segunda elección consecutiva, es decir una reelección y no más.

El problema sobre éste aspecto está siendo discutido casi a diario en todos los ambientes políticos tanto oficialistas como opositores, pero los partidarios del actual sistema político gobernante, seguidores de su líder Evo Morales, están absolutamente convencidos de que efectivamente para que él se postule a las próximas elecciones presidenciales, no es necesario “una consulta al Tribunal Constitucional” y que su derecho al respecto es inalienable por lo cual responden a los analistas constitucionales, con una serie de argumentos que en la mayoría de los casos no tienen fundamento verdaderamente asentado en lo que especifica la Constitución. Entonces se está creando en la población en general, un sentimiento de seguridad sobre la reelección oficialista como para desnaturalizar la respuesta del Tribunal Constitucional, institución que ahora se encuentra en una posición muy difícil para dar una respuesta consecuente con lo que establecen los artículos pertinentes a las elecciones presidenciales y no a los intereses oficialistas.

Lo escuetamente comentado líneas arriba, va a tener un corolario negativo por el extremado sentir partidario del partido político oficialista y por otro lado de la oposición que ve en la próximas elecciones presidenciales una oportunidad para frenar la carrera de perpetuación en el poder de la actual fuerza política que es una copia del sistema político de las naciones que constituyen el ALBA, donde como en Cuba, el poder político es exclusivo de una nueva casta familiar que se perpetúa.