Páginas vistas en total

miércoles, 1 de agosto de 2007

Se va descorriendo el telón de fondo

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico.La AP acaba de publicar en el mundo entero lo que era evidente, la participación de asesores extranjeros en el Decreto de Nacionalización de los Hidrocarburos. Ahora se sabe a ciencia cierta que Cuba Petróleo, redactó el documento que fue firmado por Evo Morales y presentado a las transnacionales. Lo triste e inaceptable es que se hubiera mantenido en secreto tal realidad, cuando bien pudo haber conocido el pueblo de Bolivia en su momento lo ocurrido en lugar del velo de misterio y de contrainformación con que se pretendió tapar los hechos. El texto de la Agencia Noticiosa:

Las empresas estatales de Cuba y Venezuela intervinieron en la llamada nacionalización de los hidrocarburos de Bolivia al participar en la redacción de uno de los más importantes documentos del proceso, según la investigación del fiscal del caso Alaín Canedo.

El gobierno no se ha pronunciado sobre las pesquisas.

El jurista indicó a la AP que careos entre ex ejecutivos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) permitieron que saliera a la luz que funcionarios cubanos redactaron el llamado Anexo D.

La investigación, que de acuerdo con Canedo concluirá en dos semanas, se inició por denuncias de senadores opositores en marzo de que ejecutivos de YPFB cometieron la suplantación ilegal de un anexo más duro por uno más flexible y de que hubo intromisión de gobiernos extranjeros, con la posibilidad de un posible conflicto de intereses.

A juicio del fiscal, las investigaciones indican que el estudio estadounidense de abogados Curtis, Mallet-Prevost, Colt & Mosle LLP fue contratado por la petrolera estatal venezolana PDVSA para que ayudara a YPFB en la redacción y negociación de los contratos con las petroleras, entre ellas la brasileña Petrobras y la hispano-argentina Repsol YPF.

Canedo señaló que uno de los ex presidentes de YPFB, Juan Carlos Ortiz, en careo con su sucesor, Manuel Morales Olivera --que no es familiar del presidente Evo Morales--, reveló hasta qué punto intervinieron gobiernos extranjeros en la llamada nacionalización de los hidrocarburos, decretada en mayo de 2006.

"Juan Carlos Ortiz, en declaraciones, dice que este estudio Curtis, Mallet-Prevost y asociados es quien elaboro los contratos, y que el anexo D, que es objeto de nuestra investigación, lo hizo Cubapetróleo", indicó Canedo.

Agregó que "las bases para señalar este extremo van desde la denuncia en las declaraciones informativas de los senadores", y que, de sus propias declaraciones, se concluye que los jóvenes profesionales bolivianos que según Morales Olivera redactaron y negociaron los contratos con las petroleras "no tenían la capacidad" para hacerlo.

Un grupo de senadores, encabezado por el opositor Luis Vásquez, denunció a la justicia tras una investigación en el Senado que Morales Olivera suplantó el Anexo D en algunos contratos.

Morales Olivera, quien renunció por esa causa en marzo, ha señalado que en su entonces condición de asesor de YPFB nombrado por el presidente Morales hizo en octubre un cambio de anexos, de un D "más duro" a uno "más flexible", pero que Ortiz fue notificado del cambio. Ortiz sostiene que Morales Olivera actuó de forma inconsulta.