Páginas vistas en total

sábado, 10 de noviembre de 2007

Potosi, inolvidable lar de mis mejores años

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico.

Potosi, mi ciudad natal celebra este 10 de noviembre una nueva fecha de su accion heroica en contra de la dominacion de la colonia. la ciudad que adquirio un desarrollo esplendoroso en tiempos de la colonizacion española y de los primeros decenios de la nueva republica, rebazo los margenes regionales y adquirio fama universal a raiz de la extraordinaria riqueza mineral de su subsuelo especialmente de no menos famoso cerro rico, que se convirtio en el ikono de la nacionalidad y figura en lugar central de nuestro escudo de armas.

decir Potosi, es despertar viejos efluvios espirituales que emergen de los recuerdos de la infancia, los barrios donde vivi mis primeros años, la iglesia de San Roque y la casa de las hijas de santa ana, en que mi padre solia dejarme mientras efectuaba sus viajes laborales, recuerdo a las religiosas, a los c.c. novidentes y otros que alli moraban. Potosi, para recordar a mi familia, a mis amigos, los escenarios como ser calle Bustillos Ingavi, colegio Franciscano, la primera comunion, la calle La Paz, la inolvidable familia Torres-Miranda cuyos miembros fueron mis hermanos virtuales Miguel (ya fallecido), Manuel, medico que vive todavia en Potosi, Augusto que se asento en Tarija, Jose Luis a quien apenas recuerdo, y Teresita que vive en La Paz dedicada al magisterio y Rosario, de quien no se nada. Con ellos comparti juegos, paseos, penas y alegrias y no menos que la devocion por la Santa Misa, en una capilla que quedaba enfrente atendida por religiosas con las cuales manteniamos estrecha amistad.
Potosi es recordar sus multiples expresiones artistica, del canto, la musica, el teatro, el baile, laq alegria y esa forma casi deportiva de cultivas la amistad. Recordar a los primeros amores, cien por ciento platonicos de Blanca, de Dorita, de Melba que vivirian para siempre en mis recuerdos y de mis primeras armas en la radiodifusion, en la dirigencia civica, en la accion politica, en el sindicalismo radial. Por ello, hoy alzamos la copa de cristal y brindamos por Potosi y los potosinos de todos los tiempos y de todas las ciudades del mundo donde ellos existen!