Páginas vistas en total

viernes, 12 de septiembre de 2008

son los militares los únicos que pueden parar mayor derramamiento de sangre.

Centa Reck: La crisis que vive Bolivia es parte de un plan que se ramifica a Irán, Rusia y Libia. Nos previene que Chávez se muestra decidido a intervenir Bolivia en aras de su plan guerrista.


El miércoles Evo Morales expulsó al embajador Philiph Goldberg, ayer Hugo Chavez hizo lo mismo con el embajador de EEUU en Venezuela al tiempo que planteaba que esto lo hacía en solidaridad con Morales y amenazaba a los venezolanos que si alentados por los "pitiyankis" osaban hacerle un golpe de Estado se encontrarán con un Hugo Chávez distinto al del 2002.
La ruptura simultánea de relaciones diplomáticas con los EEUU de Norteamérica es una muestra clara de que los planes de Evo Morales están en clara concordancia con Venezuela y que Morales obedece a Chávez 100%.
La crisis que vive hoy Bolivia forma parte de un plan continental que también tiene ramificaciones en Irán, Rusia y Libia. Pero en lo que a Bolivia le concierne, Hugo Chávez se muestra decidido a intervenir nuestro país y en aras de este plan ha estado preparando la confrontación que está prevista que suceda en los próximos días, porque Chávez necesita que así ocurra para avanzar con sus planes expansionistas.
Esto sin duda deberá alertarnos a los bolivianos, porque la contienda no será básicamente entre el ejército y la policía contra la sociedad civil boliviana, sino que Chávez se relame para que esta esté comandada por la fuerza invasora del ejército venezolano, que tiene la enorme ventaja de poder ejercer violencia y matar bolivianos sin ningún cargo de conciencia porque se estarían enfrentando a extraños y no a hermanos, como ocurriría en el caso de que tuviera que hacer este triste papel el ejército y policía de nuestro país que con seguridad sentirá el dolor de matar a sus propios hermanos, porque al final estando del bando que estemos, somos hermanos, existe una historia en común, existen raíces, convivencia y eso vale mucho a la hora de disparar y matar.
Tomemos atención a la estrategia de Hugo Chávez, quien advirtió este jueves que si las fuerzas opositoras de Bolivia intentan derrocar al gobierno de Evo Morales, le darán "luz verde" para apoyar un movimiento armado en defensa de su colega boliviano.
"Yo desde aquí, sin ánimo de injerencia, le hago un llamado a los militares bolivianos, si a Evo lo derrocaran, si a Evo lo mataran, me estarían dando luz verde para apoyar cualquier movimiento armado en Bolivia, no tendría yo ningún problema", afirmó Chávez.
Más claro agua, razón por la que los militares bolivianos deben estar alertas porque está exclusivamente en sus manos el no entregar nuestra patria en manos del invasor. Nuestras FFAA no pueden enajenar los principios por los que juraron defender a la patria del invasor, puesto que Chávez no es un hermano como pretende aparecer sino un lobo disfrazado de oveja que está intentando engañarnos para avanzar sobre nuestro territorio.
Ojo OEA, o­nU, países amigos: Brasil, Chile, Comunidad Europea, etc. Bolivia está amenazada y se conoce que los lamentables episodios de violencia y muertes que se están provocando en nuestro territorio están siendo operados por venezolanos que estarían dirigiendo todas las movilizaciones que ponen de luto a nuestras familias.
Bolivia corre peligro a manos de un invasor extranjero con planes expansionistas. Por sus ambiciones y su poca visión Evo Morales está cumpliendo el triste papel de sacrificarnos, victimarnos y entregarnos.