Páginas vistas en total

viernes, 3 de abril de 2009

cercar a los cercadores? parece una propuesta lógica en la exposición dura, cruel, de Centa Reck cuando habla de El País de los Perros.


Desde que Don Tuto el gran cacique apache y Don Samuel Doria Medina y toda la oposición funcional le concedieron al gobierno de Evo Morales el alargue constituyente, luego el grandioso Tuto transformado en un supuesto vidente le volvió a conceder el vergonzante referendum revocatorio, porque había visto en su mágica bola de cristal que si no hacía el revocatorio se desencadenaría en el país una guerra civil, después que los prefectos aceptaron sin más explicaciones mirarse en la bola de cristal del revocatorio, y después que ganaron perdiendo el revocatorio por lo que el gran Jefazo Evo les perdonó la vida a algunos que sin embargo tuvieron que asistir al dialogo de Cochabamba con el prefecto Fernández, uno de sus amigos del bloque opositor preso y con el departamento de Pando sufriendo persecuciones políticas y reviolaciones perpetradas por encapuchados que andaban cazando autonomistas como zorros en un gallinero. Después que estos mismos prefectos, salvo Savina Cuellar, se sacaron la foto de la claudicación, después que el Congreso aceptó pactar el texto de la nueva constitución bajo cerco y con entrada y salida tipo lanzadera del gran Jeque Tuto, transformado en el momento decisivo de la historia en un pilatos negociador de primera mano. Después que fuimos a votar una constitución con un padrón maloliente y putrefacto con las narices tapadas, en el que resucitaron hasta nuestros bisabuelos, después que se sabe como se comporta y se seguirá comportando a escalas mayores el fraude electoral montado para la reelección del Jefazo que se transformará en Emperador de las indias plurinacionales, después que para no dejar nada al azar en la reelección la Ley Transitoria Electoral está fabricada a la medida y talla del régimen que se está por imponer donde la democracia deja de ser tal para transformarse en el dedazo del jefazo. Después que la CNE tendrá todo en sus manos para administrar el fraude en el país y en el exterior. Después de todo eso este país de los perros cercos espera que le larguen el cuarto cerco al congreso y por cierto a la democracia.
Ya podemos escuchar los ladridos de la jauría de perros que le van a soltar a la democracia, seguro que con sus colmillos feroces le van a deformar la cara, le arrancarán las extremidades, le sacarán los ojos y se comerán los sesos del país como banquete ritual para que les quede el coraje de haberse canibaleado la democracia a vista y paciencia del Jefazo que tocando su lira espera que se incendie la ciudad de los perros descuartizados y de los perros caníbales que se comen a los perros escuálidos.
Si fuéramos valientes canes o por lo menos pichichos de la democracia cercaríamos al cerco como han anunciado los importadores de autos usados a los que el gobierno por satisfacer a algún ministro opíparo les cortó la importación de un día para otro, justo para quebrarlos y dejarle tal vez el negocio a otros que quizás importaran autos nuevingos con dineros que tienen que blanquearse o de que otra cosa se tratará el tema de los importadores que a nadie le han importado en un país en el que quienes trabajan son tratados como pillos o criminales y quienes roban y asaltan se convierten en ministros o jefecitos o jefesotes de alguna repartición o empresa pública.
Al jefote de los perros que cercarán el Congreso nunca se le conoció trabajo y ahora que se ha titulado como dueño y jaurizador de perros ya tiene un vehículo 4 por 4, una casota y dicen que está juntando ONG,s para quedárselas.
Había sido rentable la cría y administración de la perrera pública que son apetecidos y cotizados en el mercado de los nuevos dueños del país de los perros.