Páginas vistas en total

jueves, 2 de diciembre de 2010

nuestro editor escribe sobre la trampa que está resultando "la filtración WikiLeaks" para el gobernante y su entorno descubriendo sus falsedades

WikiLeaks o la trampa de los masistas

Mauricio Aira

Resulta que las filtraciones de documentos estadounidenses en la página WikiLeaks de un intruso australiano relacionadas con los “bolivarianos de Chávez” y otros les está poniendo en apuros. En el caso concreto de Bolivia y de Evo Morales son al menos tres asuntos que le dejan mal parado y las declaraciones o desmentidos que pretende ofrecer no tienen efecto, más al contrario contribuyen a confirmar el tema de cada filtración.

Recordar que Chávez y sus satélites recibieron con alborozo el fenómeno de estas filtraciones, derrame, chorreo de información que fluye abundante como un torrente de datos, nombres, circunstancias de episodios de la vida política de nuestros pueblos. Para Chávez fue como el “principio del fin del imperio”, mientras que Castro adjetivó “colosal falla del sistema de la seguridad del Departamento de Estado”, aunque muy pronto se arrepentirían de sus impromptus. De regreso a Evo. De modo que Cristina a quien el originario le guarda profunda devoción, había estado jugando a dos ases. Nada menos que EEUU le había pedido que “ablande y suavice al presidente indígena ante el imperio” y Cristina había representado su rol con todo éxito. Ni Morales ni su vocero han dicho nada aún sobre el particular, aunque observadores perspicaces han advertido ciertas señales de enfriamiento en la relación. Llegará el momento de una reacción torpe ante la viuda de Kirchner.

La segunda filtración se refiere a la nariz del originario y su posible tumor maligno. Ya los textos han mencionado la palabra “cáncer”. El desmentido es fofo, no tiene consistencia, que ya fue operado por médicos cubanos…se sabía pero no dijeron nada de estar totalmente curado. Tendría que existir un documento medico de incorruptible fe para que los ciudadanos y los estados se sientan convencidos de la verdad. Subsiste la duda y si bien se maneja como “secreto de estado” por caer en el ámbito de la privacidad, tiene vital importancia a la hora de tomar medidas o pactar contratos con el Gobierno. Imposible ignorar la trascendencia que tiene el real estado de salud del mandatario.

La más reciente filtración del interés de Irán real y verdadero estaría en la explotación de uranio. Las fuentes de Israel cuyo Canciller Avignor Lieberman exteriorizó su molestia ante los EEUU por las aproximaciones que viene ejecutando con Bolivia y Venezuela. Al desmentido del vocero que viene diciendo una mentira tras otra, “no hay nada de eso y las reuniones son de temas de cooperación con relación al litio” se suma la del embajador persa en La Paz que dijo carecer de información y que la construcción de una planta nuclear en Bolivia con el apoyo financiero de Irán “es tan sólo una idea. La planta no existe” y no quiso ahondar más luego de su comparecencia ante una Comisión de Diputados que le estuvo haciendo preguntas de las intenciones del presidente Mahmud Ahmadineyad quien visitó Bolivia en 2007 y fuera visitado hace pocas semanas por Morales que anotició de un crédito de 280 millones de dólares para plantas de leche, un hospital y otros ítems de los que no existe información clara.

Los WikiLeaks dan detalles de un seguimiento de varios años por servicios de información especializados que confirman el sostenido interés de los iraníes por el uranio boliviano cuyos yacimientos mineros están situados entre Potosí y Oruro y que fueron o son aún motivo de disputa entre la dirigencia cívica de ambos departamentos.

Se concluye entonces que la decepción inicial del Presidente Correa de Ecuador sobre las filtraciones constituye la segunda reacción que sucede al entusiasmo inicial con que los bolivarianos (seguidores de Chávez) recibieron a las wikis. No menos triste está Chávez por cuanto las filtraciones se han ocupado con lujo de detalles del clima hostil en Venezuela al espionaje cubano y su incursión en todas las áreas de la actividad venezolana. Se deduce que el ejército o parte importante de las fuerzas armadas no están de acuerdo con la intervención cubana que les está restando “independencia de criterio” y las está sometiendo al caudillo autoritario.

En suma: la aparición de miles de mensajes intercambiados entre los servicios diplomáticos de los Estados Unidos y gobiernos o personalidades del liderazgo político de nuestros países ha causado el efecto de un tsunami informático que hace trastabillar a ciertos gobiernos, pintándolos en su desnudez política tal cual son, para beneficio de la democracia que saldrá victoriosa en la contienda merced a la transparencia que la moderna tecnología nos lo impone.