Páginas vistas en total

jueves, 20 de diciembre de 2012

compartimos con Centa. los presos de Porvenir y de Terrorismo I, y II deberían ser los primeros en salir libres. no ocurrirá así porque entonces querida Centa todo el MAS se desmorona. su poder se ha construído sobre estas dos mentiras y el crimen del Hotel. le quitas este soporte y se cae.


La jefa de Bancada de Convergencia, Centa Rek, hizo conocer su preocupación porque el   Decreto Supremo del Indulto para beneficiar a privados de libertad con sentencia ejecutoriada, podría beneficiar  a peligrosos narcotraficantes sancionados bajo la ley 1008, situación que deberá ser analizada cuidadosamente. 
  
Rek indicó que se corre el riesgo de dejar en libertad a personas ligadas por el narcotráfico, ya que el DS enviado por el Primer Mandatario a la Asamblea Legislativa para que sea elevado a rango de ley, establece que se beneficiará, entre otros, a: “personas sancionadas por delitos establecidos en la Ley 1008 cuya pena no exceda los 10 años, que haya sido su primer delito y que haya cumplido una tercera parte de su condena”.

La legisladora recordó que la ley 1008 es dura con los fabricantes y traficantes de estupefacientes para los cuales se prevé sanciones de 5 a 25 años de cárcel, y castiga por igual a los denominados traficantes “inducidos”, es decir aquellos que fueron captados por el narcotráfico por sus necesidades económicas; por lo que será necesario hacer un análisis exhaustivo de los casos que hoy se encuentran en “una misma bolsa”.

El Decreto Supremo que el próximo sábado podría ser elevado a rango de Ley por la Asamblea Legislativa, respecto a los privados de libertad, deberá diferenciar claramente entre narcotraficantes, fabricantes de estupefacientes y traficantes “inducidos”, analizando los alcances de la misma, explicó Rek.


Situación de los presos políticos y ciudadanos con detención preventiva.-

Rek dijo además que todos los presos políticos acusados falsamente por los denominados caso Porvenir y Terrorismo deberían ser de inmediato indultados, porque ambos hechos fueron montados por los abogados de la red de corrupción de los Ministerios de Gobierno y de la Presidencia, como se vino denunciando desde hace tiempo atrás y que hoy se hizo público gracias al caso del norteamericano Jacob Ostreicher.

Recordó que los presos políticos por esos dos casos montados son consecuencia de una política de Estado que no tienen ningún sustento jurídico, por lo que debería aplicarse la ley y liberarlos de inmediato; sin embargo existiría la intensión de mantenerlos detenidos.

Si bien el decreto “establece que las personas detenidas de manera preventiva podrán acceder al indulto siempre y cuando tengan sentencia mediante procedimiento abreviado dentro de los 120 días posteriores a la norma promulgada y se sometan a las condiciones señaladas”;  Rek dijo que eso significaría que muchos detenidos injustamente primero deberán declarase culpables, situación extrema luego de todas la penurias que ya vienen sobrellevando en las cárceles, hecho que se convierte en una doble pena, considerando que una mayoría son inocentes.  

Esa situación de persecución y amedrentamiento con detenciones indebidas, fue denunciada desde la oposición de manera permanente ya que la red de corrupción que se montó al interior del Ministerio de Gobierno y de la Presidencia  tuvo el  objetivo de judicializar la política y perseguir a todo opositor al actual régimen de gobierno, recordó Rek.

“Los detenidos preventivamente, primero deberán pasar a un proceso abreviado, declararse culpables y recién podrían ser incluidos en el beneficio del Decreto, situación que es una exageración porque ya están presos cumpliendo penas por delitos que no cometieron, por delitos que fueron montados desde la red de corrupción del Ministerio de Gobierno”, sentenció Rek.

Finalizó indicando que todos los casos donde existe una directa intervención del equipo de extorsión del Ministerio de Gobierno y que hoy sufren retardación de justicia, deberían ser incluidos en el Decreto de manera directa, y no pasar por el proceso abreviado.