Páginas vistas en total

lunes, 30 de septiembre de 2013

Guerrero Fiscal General tiene visa para ingresar a USA

Guerrero había informado que el Departamento de Estado le negó visa de ingreso a los EEUU. el comunicado diplomático aclara que sólo se trató de un trámite que sufrió una leve demora.

La Embajada de los Estados Unidos comunicó la tarde de este lunes que le otorgó la visa al fiscal general del Estados para que pueda viajar a los Estados Unidos donde debe iniciar el nuevo trámite de solicitud de extradición del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997 y 2002-2003).
“La Embajada de los Estados Unidos confirma que la mañana de hoy lunes ha expedido la visa para el Fiscal General del Estado Plurinacional de Bolivia. La Embajada desea hacer notar que es indispensable contar con el tiempo de anticipación suficiente de por lo menos una semana sino más, para procesar cada aplicación de solicitud de visa oficial”, dice el comunicado emitido este lunes.
Guerrero había dicho por la mañana que los agentes consulares de la embajada de Estados Unidos en La Paz le habían informado "que no hay una autorización desde el Departamento de Estado" para que se le otorgue el visado, sin embargo horas después fue comunicado en sentido de que sí se le dio la visa.
El fiscal general enfatizó que no quiere ir a Estados Unidos para hacer turismo, sino para un trámite "estrictamente jurídico" sobre la petición de extradición de Sánchez de Lozada y de sus entonces ministros de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, y de Hidrocarburos, Jorge Berindoague.
La Embajada de los EE.UU. explicó que se debe tomar en cuenta que tratándose de autoridades de alto rango, existen procesos protocolares y/o administrativos que deben llevarse adelante, "razón por la cual puede existir la imposibilidad de entregar una visa en una fecha prevista de viaje muy cercana. Deseamos al Fiscal General un buen viaje a los EEUU en su misión oficial", concluye el comunicado.
El expresidente y los exministros están acusados de los delitos de genocidio, en la modalidad de masacre sangrienta, homicidio, vejaciones y torturas, lesiones gravísimas, graves y leves, privación de libertad y allanamiento de domicilio, entre otros.
Los acusados deben responder en un juicio en Bolivia por su supuesta culpa en la muerte de más de 60 personas hace diez años durante la represión contra manifestantes que se oponían a un proyecto de exportación de gas hacia EE.UU. por un puerto de Chile.
El fiscal este martes estará en Nueva York donde debe contratar un bufete de abogados que trabajará en la petición de extradición, el miércoles debía hacerse lo mismo con los traductores de los documentos de exhorto y el viernes tiene una cita con el Departamento de Estado para presentar información sobre el caso.
Sánchez de Lozada renunció a su segundo mandato el 17 de octubre de 2003 y huyó ese día a EE.UU., tras las crisis provocada por la revuelta social que pasó a la historia como el "octubre negro".
Por este caso, cinco exjefes militares bolivianos fueron sentenciados en 2011 a penas de diez a quince años de cárcel por el delito de "genocidio bajo la modalidad de masacre sangrienta".
También fueron condenados a tres años de prisión dos exministros de la época, pero se beneficiaron con una suspensión condicional de la condena al tratarse de una pena de pocos años.
Sin embargo, quedó pendiente el juicio a Sánchez de Lozada y otros ocho exministros que huyeron del país y obtuvieron asilo o se encuentran refugiados en Estados Unidos, Perú y España.
El Gobierno boliviano recibió hace un año una nota de EE.UU. denegando la extradición de Sánchez de Lozada, solicitada a fines de 2008, así como las de Sánchez Berzaín y Berindoague.
Para elaborar el nuevo exhorto se han tenido en cuenta las observaciones que se hicieron a la primera solicitud de extradición, sobre todo la adecuación de los tipos penales existentes en Bolivia a los de Estados Unidos.