Páginas vistas en total

domingo, 25 de febrero de 2007

Crucifixiones públicas

Un verdadero escándalo primero porque se está utilizando a ancianos y niños en el espectáculo deprimente remedando el Sacrificio de la Cruz. Segundo que a pesar del tiempo transcurrido no se hubiera encontrado una solución que tiene que haber. Ya espectamos la claudicación del Régimen ante los petardos y dinamitas de los mineros que tomaron la ciudad y doblaron el puño a EM negándose a negociar con nadie que no sea el Presidente. El estruendo dinamitero pudo más que el llanto de ancianos, mujeres y niños que están reclamando en el atrio de San Francisco por una salida honorable. Qué hace Derechos Humanos que no se deja sentir?