Páginas vistas en total

domingo, 18 de marzo de 2007

Bolivia en la cuerda floja

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada día ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico.
Aunque se hubiese tratado de una broma, la actitud del Presidente Morales antes la publicación por La Razón de dos noticias, una relacionada con el fondo del Milenio que Estados Unidos ha puesto a disposición de los países más pobres del mundo, incluyendo a Bolivia, naturalmente y dos la profundización de los hechos de corrupción en muchos niveles del Gobierno del MAS, motivaron su enojo y su "amenaza de nacionalizar a la prensa del grupo Prisa" del magnate Polanco de España, ha sido la gota que colmó la copa de abusos contra la libertad de expresión incluídos los actos de amedrentamiento y de hostilidad contra varias decenas de periodistas en lo que va del año con el daño físico y agresiones al menos a 30 periodistas que cumplían su labor especialmente el 11 de enero.
Si los gobernantes no actúan con pleno respeto a los medios, y hacen méritos para hacer desaparecer la animadversión que es inocultable desde el Gobierno hacia los medios y los periodistas, el Presidente pondrá a Bolivia en la cuerda floja y correrá todos los riesgos de sufrir las sanciones contra regímenes que no ofrecen todas las garantías al trabajo informativo de los medios, como parte sustancial de la vigencia democrática.
La última intervención del delegado boliviano Pedro Rivero (Director de El Deber) ante la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) ha mostrado la imagen de un Presidente hostil hacia los medios, "hay un clima de temor y que el Gobierno de Evo Morales no se siente cómodo con la libertad de prensa." Rivero que en lo formal sigue prevaleciendo la libertad de prensa, pero es innegable que se ha instalado un clima de temor en Bolivia”, ante unos 600 delegados que asisten a la 63 Asamblea de Medio Año de la SIP. La crítica que hacen los medios periodísticos “forma parte de un complot contra su estabilidad”, añadió el directivo y " ataca, desprestigia y disminuye el ámbito de acción de la prensa”, refiriéndose a los cocaleros: “Está claro que los sectores sociales a los que representa Morales provienen de una política autoritaria e intolerante”, aseveró el directivo boliviano, quien afirmó que hoy es innegable que hay una ‘polarización política’ en Bolivia.
Corresponde no continuar con la confrontación y sí más bien avenirse con los medios.