Páginas vistas en total

domingo, 4 de marzo de 2007

El escándalo de los pasaporte chinos

Ser justos al reconocer que este cuento de los pasaportes chinos, para decir mejor pasaportes bolivianos extendidos en favor de ciudadanos chinos y que les permiten usar Bolivia de trampolín para catapultarse sea a Estados Unidos, la Unión Europea u otros destinos tomando en cuenta que nuestro país goza o gozaba (porque la situación con Europa va a cambiar a partir del día uno de abril), es un asunto viejo. Ya en tiempos del MNR, recordamos que por el 1989, 1990, hacia adelante, los mass media publicaban informaciones siempre incompletas del tráfico de estos documentos que por el volumen negociado ha proporcionado pingues "dividendos" a los protagonistas, ministros de estado, embajadores, subsecretarios, directores de inmigración, cónsules y "tramitadores", habiéndose establecido que los últimos involucrados, algunos diputados del partido gobernante como el masista Bailaba, están sin poder aclarar el rol que les tocó en este escandaloso negociado que ha hecho afortunada a mucha corruptela.
Lo último conocido es que se encontró en los baúles de un ex-agente consular, nada menos que un mil cien pasaportes en una truculenta historia que nadie cree, pero que todos están interesados en conocer. Es de esperar que la subsecretaria designada para la transparencia en los actos de gobierno, no demore demasiado con su informe, antes de echar al olvido el escandalete, con el irreparable daño al prestigio y a la moral de los actuales gobernantes.