Páginas vistas en total

miércoles, 5 de septiembre de 2007

Los Seis preparan nuevas protestas contra Evo

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico.La agencia AFP ha cubierto en Cobija, Pando la reunión de dirigentes cívicos en torno a la emergencia que se está viviendo en Sucre. "No estamos conspirando, las reuniones son abiertas, más al contrario queremos priorizar el diálogo" dijeron sus líderes. Veamos el texto:

Seis regiones bolivianas opositoras coordinan nuevas protestas contra el presidente Evo Morales, mientras el gobierno intenta abrir el diálogo para apaciguar los reclamos que piden que las sedes del Ejecutivo y Legislativo sean restituidas a Sucre en perjuicio de La Paz.

Los presidentes de los comités cívicos-empresariales de los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Beni, Chuquisaca, Cochabamba y Pando se reunían este miércoles en Cobija, capital del último, para establecer qué acciones mancomunadas asumirán en contra del poder Ejecutivo.

Los grupos civiles, fieros opositores del mandatario indígena, apoyan la causa de Sucre, capital de Chuquisaca, por recuperar la sede de gobierno, que reside en La Paz desde hace un siglo, y mantienen firme su principal demanda por las autonomías regionales que debe discutirse en la Asamblea Constituyente.

Estos dirigentes se organizaron en principio para rechazar la intención del gobierno de Morales de enjuiciar en el Congreso a cuatro ministros del Tribunal Constitucional, a quienes el Senado libró el martes de proceso, después de que Diputados aprobara el enjuiciamiento.

El presidente del poderoso comité de Santa Cruz, Branko Marinkovic, afirmó que la principal motivación de la cita es "apostar para que el diálogo prime" en las diferencias entre el poder Ejecutivo y grupos políticos y departamentos opositores del norte, este y sur del país.

Sin embargo, los líderes civiles, que la semana pasada intentaron paralizar sus regiones con una huelga de 24 horas, analizan la posibilidad de radicalizar sus medidas de protesta, informó desde Cobija la red de televisión privada ATB.

El ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, abogó porque la reunión arroje la decisión de coadyuvar los esfuerzos del poder Ejecutivo de utilizar el mecanismo del diálogo para solucionar las demandas de diferentes sectores sociales.

"Apostamos al diálogo que es el mejor escenario para solucionar nuestras diferencias", afirmó la autoridad.

Mientras los líderes civiles se reúnen al norte de Bolivia, la administración Morales se esforzaba para lograr dialogar con los jefes políticos y municipales de Sucre donde se han registrado choques callejeros entre estudiantes y policías y se produce una huelga de hambre de algunos centenares de personas.

Sucre, donde se propaló el primer grito libertario contra la colonia española en 1809 y se fundó Bolivia en 1825, ha convertido en cuestión de estado su demanda de recuperar los poderes Ejecutivo y Legislativo que residen en La Paz, tras perderlos en una guerra civil hace un siglo.

La capital de Chuquisaca sólo ha logrado retener la sede del poder Judicial y considera que su desarrollo regional depende, esencialmente, por recuperar la capitalidad plena.

El influyente ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, sentó las primeras bases para que Sucre cese en sus protestas regionales y se siente a la mesa del diálogo, sobre la base de las propuestas efectuadas para mejorar sus condiciones de desarrollo, pero, a la vez, abandonando su centenario reclamo.

El gobierno sugirió que las nuevas instituciones estatales por crearse tengan como sede Sucre, que algunas actividades del Parlamento se desarrollen en esta ciudad y discutir un plan regional de desarrollo.

Los líderes civiles de Chuquisaca aceptaron el diálogo, pero lo condicionaron, fundamentalmente, a que la Asamblea Constituyente -paralizada hace quince días- no reanude su labor, en tanto se negocia un acuerdo, afirmó la alcaldesa opositora Aydeé Nava.

Además, señalaron que no están en condiciones de suspender las protestas callejeras y archivar su demanda histórica por la capitalidad plena.