Páginas vistas en total

miércoles, 10 de octubre de 2007

Meter la mano al avispero

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. Es lo que está haciendo Evo Morales al plantearse temas sensibles al sentimiento nacional, que el Presidente lanza como "in promtus" de improviso, sin pensar ni reflexionar en las consecuencias, lo peor de todo es que generaliza y causa problemas e irrita en éste caso a los militares que combatieron al Che, a otros que trabajaron dentro de los programas de Cooperación y Asistencia de gobiernos constitucionales. En lugar de soslayar o tratar éstos temas de por sí delicados con guante de seda, se lanza en proclamas que traerán cola, que aumenta la tensión que se está viviendo en el país y en lugar de la distensión, "echa más leña al fuego". Las declaraciones han dado la vuelta al muno y se publican en la prensa de izquierda como Rebelión de México, que no le hace ningún favor al líder cocalero.

La Paz, 9 de octubre. Frente a reclamos de militares bolivianos por haber asistido el lunes al homenaje al legendario guerrillero Ernesto Che Guevara y no a los organizados en honor de los soldados que combatieron a la guerrilla del mítico revolucionario, el presidente Evo Morales afirmó hoy que las quejas “no son de las fuerzas armadas” sino de algunos “que se llamaban ex combatientes”, que “estaban cumpliendo instrucciones no sólo del alto mando militar sino del imperio”.
“Algunos ex militares no tienen autoridad moral para hablar de esos temas”, sostuvo y cuestionó: “si han luchado contra un movimiento político, ideológico en aquellos tiempos, ¿por qué no lucharon contra militares armados… norteamericanos armados, uniformados, que comandaban a las fuerzas armadas, a la Policía Nacional, so pretexto de la lucha contra el narcotráfico?”
Morales, indígena aymara, dirigente de los productores de hoja de coca del Chapare, dijo tener videos en los que efectivos estadunidenses “llamados DEA” les disparaban a los cocaleros.
“¿Dónde estaban esos militares –preguntó– que dicen que estaban luchando por la patria”, cuando hacían disparos contra los movimientos sociales, durante la época también de la represión de Hugo Bánzer y bajo financiamiento de Washington.
Tras expresar su rechazo a la Escuela de las Américas, donde Washington entrena a militares latinoamericanos, Morales apuntó que en las décadas de la dictadura los pueblos se levantaron en armas.
“Ahora estamos en otros tiempos, se acabó la dictadura y deben acabarse también las guerrillas contra el imperio, estamos en épocas de conciencia, en base a la conciencia (se logran) transformaciones pacíficas, democráticas, revolución democrática cultural”.
Tal vez “los métodos sean diferentes para la revolución pero las metas son las mismas. Por eso admiro al Che, por eso respeto al Che”, insistió.
En ese contexto, dio la razón a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia de levantarse en armas, pero abogó porque las abandonen, aun cuando el imperio quiere seguir avasallando, y luchen por la revolución democrática y cultural al lado de los movimientos sociales y por la patria.
Por otra parte, reportes de prensa señalaron que el presidente ecuatoriano Rafael Correa rindió homenaje a la figura del Che Guevara al destacar que a 40 años de su asesinato en Bolivia su ideal revolucionario se ha extendido por América Latina con la llegada de gobiernos de izquierda.
Citó los cambios que se producen ahora en Ecuador, Venezuela, Brasil, Bolivia, Argentina, Chile, Cuba y Nicaragua. En un homenaje en Guayaquil, Correa calificó de “bárbaro” su asesinato el 9 de octubre de 1967, pero dijo que de él se aprendió a ser consecuente con las ideas de luchar por los más pobres y en defensa de la soberanía.
Hoy se celebraron homenajes al Che en los países latinoamericanos, entre ellos su natal Argentina, con diferentes actos políticos y culturales, que se extendieron a España, Francia y Alemania, entre otras naciones.