Páginas vistas en total

jueves, 3 de enero de 2008

Un texto que llama la atención

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. Tal cual está redactado el texto llega del diario digital de la Universidad de Chile, que lo consigna en primer plano. Porqué?

El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió garantizar la integridad del territorio nacional al nuevo alto mando de las Fuerzas Armadas en su toma de posesión, ya que en su opinión, está amenazada por demandas autonomistas regionales después del estallido de la crisis con la oposición luego de la aprobación de la Constitución.
El gobernante nombró como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas al general Luis Trigo Antelo, hasta ahora comandante de la Fuerza Aérea (FAB), y oriundo de la rica región de Santa Cruz que es la que encabeza las demandas autonomistas en Bolivia.
Trigo, que tiene 54 años, reemplaza al general Wilfredo Vargas que acompañó a Morales durante casi dos años, desde que asumió el poder en enero de 2006.
El general José Prudencio Medrano juró como Jefe de Estado Mayor, su colega Freddy Makay Peralta es el nuevo Comandante del Ejército de Tierra, el general Carlos Daniel Salazar Osorio dirige la FAB y el Contraalmirante José Luis Cabas encabeza la Fuerza Naval.
Morales pidió al nuevo alto mando "defender la unidad de patria" y recordó que, como institución, tiene esa tarea constitucional. El mandatario sostuvo que esa unidad no puede estar en debate en los diálogos a los que asista, en alusión a la próxima reunión que celebrará con los prefectos (gobernadores) del país programada para el siguiente lunes 7 de enero.
Los líderes de cuatro de las nueve regiones del país reclaman a Morales regímenes autonómicos, pero que el Gobierno considera que son demandas separatistas porque, a su juicio, la forma en que son planteadas están al margen de la ley.
Morales también dijo que la continuidad de la democracia tampoco está en debate en el país porque está frente a una nueva generación de militares que comparten los cambios que encabeza su Gobierno.
El mandatario agradeció los servicios de los mandos salientes que le acompañaron principalmente en el proceso de nacionalización de los hidrocarburos realizado en mayo de 2006, cuando los militares ocuparon los yacimientos y oficinas de trasnacionales petroleras. También dijo que el mando militar cesante "no ha recibido ningún peso" de los gastos reservados y siempre tuvo con ellos una relación ética y al margen de "prebendas".
Las Fuerzas Armadas, dirigidas por Vargas, en cambio, sí han recibido el apoyo del Gobierno de Venezuela, aliado de Morales, que les donó 6,3 millones de dólares para reparar 125 unidades militares.
En su discurso, el general Vargas destacó que su gestión tiene la satisfacción de haber mantenido la integridad territorial de Bolivia que "durante toda la gestión pasada.
Por su parte, Trigo sostuvo que los cambios promovidos por Morales aseguran la prosperidad de los bolivianos sin "discriminación" y ratificó que las Fuerzas Armadas están al lado de los "más necesitados" del país, al tiempo que ratificó que respetan al Gobierno constituido.