Páginas vistas en total

viernes, 22 de febrero de 2008

los linchamientos suman y siguen

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. El Deber nos relata en una crónica dos nuevos casos de linchamiento, asesinato a manos de turbas anónimas que se protejen para no revelar su identidad. Ajustician sin derecho alguno a simples sospechosos de robo o vagabundeo, la policía interviene tarde, cuando las víctimas han muerto o están agonizando como en el caso presente:

Un presunto ladrón murió ayer, luego de una prolongada agonía como consecuencia de una paliza propinada supuestamente por el casero de una quinta, situada en la zona noroeste de la ciudad capital, ingresando por la radial 26.Según el informe del fiscal Osvaldo Patiño, el casero, identificado como Román Morón Castro (38), sorprendió a un hombre joven dentro de la propiedad aparentemente intentado robar, por lo que lo enfrentó y dominó, lo amarró y lo golpeó con un palo hasta dejarlo moribundo. Luego dio aviso a su patrón, el cual pidió la presencia de un policía con el que lo llevaron a la Felcc.En la unidad policial, el mal estado de salud del joven era evidente. Se retorcía mientras sus captores intentaban conducirlo a rastras a una celda, hasta que otro, fiscal Osman Arias, intervino y, con una reprimenda de por medio, les exigió que lo llevaran a un centro médico. “En vez de traerlo acá (a la Felcc), debieron trasladarlo directamente a un hospital; ese hombre está mal. Si se muere, usted será el procesado”, le advirtió Arias al presumible agresor.Efectivamente, el casero, el policía y el responsable de la propiedad, se marcharon con el herido hacia el hospital San Juan de Dios, pero el agredido falleció en el trayecto. El médico forense José Luis Satt certificó que el sujeto murió por un trauma encefálico. “A ese hombre lo golpearon estando maniatado. Tenía golpes en las piernas, en el abdomen, en el tórax y en la cabeza, incluso presentaba una fractura en la muñeca izquierda”, explicó Satt, que cree que más de uno lo agredió.Morón fue aprehendido y encerrado en el puesto policial Los Tusequis para la correspondiente investigación. En su descargo dijo que actuó en defensa propia. “Me defendí porque me atacó. Peleamos hasta que lo vencí”, señaló.“No tengo ninguna evidencia de que la víctima hubiera entrado a robar a la fraternidad. La agresión ocurrió entre las 6:30 y 7:00 (ayer). El casero dice que logró amarrarlo, pero, al parecer, continuó golpeándolo en vez de llamar a la Policía. Lo presentaré ante un juez cautelar”, manifestó el fiscal. El occiso no ha sido identificado, aunque a Patiño le informaron de que se llamaba Miguel Ángel.Este caso de violencia con consecuencias fatales es el segundo hecho en menos de 24 horas en el departamento. El anterior tuvo lugar el miércoles pasado en San Ignacio de Velasco, donde decenas de mototaxistas y otros vecinos apalearon y quemaron a dos supuestos delincuentes, exaltados por el asesinato de Wilfredo Quispe Mamani (21), degollado la tarde del martes 19 supuestamente por los acusados que lo mataron y le quitaron la moto en la que se dieron a la fuga por la carretera a San Miguel. Pese a la escapada, los sospechosos fueron ubicados en una zona selvática, donde los mototaxistas montaron vigilia hasta que los capturaron y cometieron la barbarie. Mauricio Salvatierra Arredondo (21) murió, en tanto que Bergman Arturo Bravo Barbery (20) está herido. El fiscal Carlos Vega indicó que estaba viendo la forma de ponerlo a buen recaudo. Añadió que esperará a que se calmen los ánimos para identificar a los autores del ataque.El fiscal de Distrito, Jaime Soliz, viajó ayer a San Ignacio con otro fiscal para conocer de cerca el caso y adelantó que habrá una investigación para castigar a los que participaron en el hecho. “No era necesaria tanta violencia, pero hay que trabajar más y mejor para ganarnos la credibilidad de la población”, dijo. Señaló que estos casos a veces quedan impunes porque rige el silencio, pero anunció que este año habrá un juicio contra unas personas que mataron a un mototaxista en Yapacaní.