Páginas vistas en total

martes, 25 de marzo de 2008

La cadena soyera está paralizada informa El Deber

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. La crónica está firmada por Juan Carlos Salinas y aparece en Economía, hoy:

A seis días del veto a la exportación de aceites de soya y girasol, todos sus eslabones de la cadena agroindustrial oleaginosa (productores, acopiadores, aceiteras, proveedores de insumos agropecuarios, jornaleros y el transporte pesado) están paralizados, lo que provocó que el sector productivo cruceño se declare en pie de guerra y anuncie medidas a definirse hoy, en su congreso para reactivar sus ventas externas.Así lo hizo conocer la Cadex, Anapo y la dirigencia del transporte pesado, al señalar que está en riesgo una exportación de $us 200 millones a seis mercados (Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela, Chile y Cuba) y que 300 mil familias pueden quedar sin fuentes de ingreso.En palabras de Rolando Zabala, gerente de Anapo, para esta campaña se prevé una cosecha de un millón de toneladas del ‘grano de oro’ y que si continúa la prohibición se dejará de generar unos $us 370 millones.Precisó que por esta medida 14.000 soyeros son afectados y que un 80% son pequeños productores que cultivan cada cada uno 70 hectáreas.En un recorrido por la zona norte de Santa Cruz, (Aguaí, Limoncito, San Pedro y San José), se pudo comprobar que los productores tienen parados sus tractores, pues los acopiadores y aceiteras dejaron de comprar su soya hasta que el Ejecutivo derogue el decreto que prohíbe las exportaciones aceiteras. “Somos más de cincuenta pequeños productores que tenemos, cada uno, no más de 70 hectáreas y que por las inundaciones y, ahora, por este decreto del Gobierno estamos a punto de perderlo todo”, sostuvo Eduardo Aspetia, presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios de San José del Norte.De forma inédita, los pequeños productores de soya del este, zona con seguidores del MAS, indicaron que estarán presentes en el congreso agroindustrial de hoy, porque, según Genaro Carreño, son los más perjudicados con la decisión del GobiernoA su vez, las acopiadoras de la zona de Minero, Guabirá y Montero destacaron que momentáneamente paralizaron la compra de soya, pues antes deben comercializar el stock que tienen.Esto se relaciona con que las principales aceiteras del país, ADM-SAO, Gravetal, IASA (Fino), Granos y Etasa, están en emergencia y decidieron no comprar soya. Se hizo conocer que hay una marginal venta externa de granos y torta de soya.La Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA) explicó que existen 80 empresas afiliadas y que, para el sector soyero importan por un valor de más de $us 250 millones anuales entre maquinaria, insumos y semillas, y que están ‘paralizadas’. Otro eslabón de la cadena agroindustrial es el transporte pesado, que de sus 18.000 unidades, 12.600 se ven afectadas por la prohibición en las exportaciones de arroz, de maíz, de la harina de trigo, de pollo y de los aceites.Frente a este panorama, toda la dirigencia de los productores asistirá al congreso de hoy para evitar que Bolivia desaparezca del mapa de países exportadores.El Ejecutivo anunció que alista el envío de efectivos militares a las fronteras para apoyar la labor aduanera.Mientras tanto, el diálogo Gobierno-agroindustriales sigue en ‘punto muerto’, pues ninguno cede en sus posiciones. El primero pide que se bajen los precios de los aceites y se asegure el mercado interno, y los segundos que primero se deroguen los decretos prohibitivos.
El Ejecutivo aclara datos de exportaciónLos datos que se mencionaron como el total de las exportaciones de aceites comestibles no fueron tales, sino que corresponden a proyecciones, declaró ayer el viceministro de Desarrollo Rural, Remmy Gonzales. El miércoles 19 de marzo, la ministra de Desarrollo Rural, Susana Rivero, aseveró a los medios de comunicación que entre enero y febrero los productores habían exportado 365.793 toneladas de aceites comestibles de soya y girasol.Estos datos estadísticos, atribuidos al Senasag, fueron el origen del DS 29480, que prohíbe temporalmente la exportación de aceites comestibles y crudo de soya y girasol."Debe quedar claro que los datos que se mencionaron son los contratos y convenios sobre la venta anticipada que hacen los empresarios", precisó el Viceministro. /ANF