Páginas vistas en total

martes, 16 de septiembre de 2008

evo se considera un emperador quiere imponer su omnímoda voluntad

El prefecto Cossio en representación del Conalde ha acudido disciplinado y puntual a "negociar" con el Gobierno, mientras éste hace alarde de poder, manteniendo a la ciudad de Pando militarizada, con las tropas comandadas por el ministro Quintana quien comete allanamiento tras allanamiento en la oscuridad de la noche y secuestra ciudadanos que han sido remitidos a la ciudad de La Paz a la espera de ser confinados, quien sabe con qué secuelas de violaciones de derechos y después de los vejámenes sufridos.
Mario Cossío va y viene sumiso y cabizbajo, dominado, puesto en su sitio como dirían nuestras madres y abuelas, porque el emperador Evo le ha dejado el mensaje clarísimo de que se acabaron las charlas con él, que no hablará con él hasta que haya un preacuerdo, porque con eso le está manifestando que los prefectos no están al nivel de su investidura como para ponerse a negociar con ellos.
Los está tratando de "igualados" por creerse que pueden sentarse a negociar en una mesa con él. Un mensaje clarísimo del crecimiento de talla y estatura que ha tomado el emperador Evo Morales, ahora que se siente próximo a su entronización en los andes y los llanos.
Por supuesto que los prefectos tienen la culpa. Ellos le dieron las ínfulas y el pasaje, sabiendo que estaba en los planes de Morales el consolidar una dictadura se calzaron indolentes las botas del referéndum revocatorio, fueron corriendo a darle el 67%, que ahora Evo campea por el mundo como el taparrabos impúdico de su dictadura.
A su club de amigos tenebrosos, a los amigos de las nuevas dictaduras del continente Sudamericano no les importa que la cifra haya sido fruto de un fraude, como tampoco les importa que porcentaje de votación alcanzaron los prefectos que ahora están siendo humillados, que van y vienen en los entresijos de su capitulación, porque eso es lo que van a firmar, nuestra sentencia y capitulación.
A la par de estas paseatas, Evo ha concurrido a refugiarse en las polleras de sus amigotes del club de los dictadores o pro dictadores que han bautizado su organización con el nombre de Unasur, que por la actuación con la que se han inaugurado los convertirá en los exterminadores y cómplices de los carniceros del Sur.
Mientras los entregadores terminan de hacer el contrato de pase a la dictadura, el veredicto que nos conducirá a las persecuciones, a la violencia, a la represión brutal de la que nos creíamos libres con el blindaje de veinticinco años de democracia, todavía creemos que esto puede ser una pesadilla y que mañana despertaremos con un nuevo amanecer, con nuestra dirigencia al lado de su pueblo, con la buena nueva de que exigirán que Pando quede liberada, que no claudicarán en los principios fundamentales, que no nos dejarán atropellar como nos estamos sintiendo atropellados.
Necesitamos resistir hasta llegar a un acuerdo que nos permita vivir con dignidad.
(Centa Reck reclama vivir con dignidad en www.hoybolivia.com)