Páginas vistas en total

lunes, 15 de septiembre de 2008

brasil cuidadoso, perú y colombia en contra, el resto también prudentes en dar ningún respaldo que no sea a la democracia

casi con una hora de retraso empezó la reunión en la moneda que al cerrar éste blog no había concluído. ocho presidentes y un canciller celebraban a puerta cerrada la cumbre de UNASUR que concluirá con una declaración de santiago de respaldo a la democracia, como no puede ser de otra manera, de apoyo a los gobiernos constituídos, pero también de no intromisión en los asuntos internos (revés para chávez y sus intenciones de meterse en temas de otros estados)
(la crónica de la tercera cuyo relato minuto a minuto lo hemos transcrito en nuestros blogs)

A las 15.50 horas, con cincuenta minutos de retraso y en completo hermetismo, comenzó en el salón Montt-Varas del Palacio de La Moneda la cumbre extraordinaria de Unasur, que analiza la compleja situación social y política que vive Bolivia.
Minutos antes de las 15 horas, la Presidenta Michelle Bachelet comenzó a recibir en la alfombra roja apostada en el patio de Los Cañones, en Palacio, a cada uno de los ocho mandatarios de la región que acogieron el llamado para participar de la reunión de emergencia. Sólo el Presidente de Perú, Alan García, se excusó de asistir por problemas de agenda, enviando a Santiago a su canciller, José Antonio García Belaúnde.
La crisis desatada en Bolivia por el enfrentamiento entre grupos opositores al gobierno de Evo Morales y el oficialismo ya ha costado cerca de 30 muertos y cientos de heridos. En este contexto y ante la amenaza de una conspiración interna, el Mandatario llegó a Santiago señalando que su objetivo es participar de la cumbre "para defender la democracia" en su país.
En la misma línea, el canciller chileno, Alejandro Foxley, adelantó que la declaración en que trabaja Chile –en su calidad de presidente pro tempore de Unasur- propone precisamente "reconocer la autoridad legítima del gobierno boliviano" y terminar de inmediato con la violencia en el país altiplánico.
Foxley se reunió, esta mañana, cerca de una hora con la Presidenta Bachelet para afinar los detalles del documento que presentarían a los jefes de Estado durante la cita.
El punto central del documento es "la instalación de una mesa de diálogo" que implique la visita a La Paz de una delegación de Unasur encabezada por representantes chilenos junto al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.
En el gobierno esperan que predomine una posición de consenso al interior de la sala y que se pueda evacuar una declaración conjunta que contenga los puntos señalados.
EN CONTRA Y A FAVOR DE MORALESEn tanto, en las afueras del Palacio de La Moneda, en la Plaza de la Constitución, se apostaron cientos de manifestantes a favor del gobierno del Presidente boliviano. En su mayoría residentes en Chile y miembros del Partido Comunista.
Pero también llegaron opositores a la política de Morales, y aunque en menor número, el grupo estaba formado en su mayoría de estudiantes bolivianos quienes portaban carteles con las leyendas "Unasur, escucha a toda Bolivia" y "No a la intromisión de Chávez".