Páginas vistas en total

lunes, 9 de febrero de 2009

tantos ministros 20, tan pocas mujeres 4, tantos repetidos 17 aumento de gasto, de burocracia, de demagogia. para qué?para seguir mostrndo incapacidad

¡Al fin algunos se sacaron el premio! Por ejemplo, por levantar tarimas para los actos políticos del Presidente Morales, los “Sin Vergüenza” lograron que Pablo Groux tenga un ministerio: Cultura, nada menos. Y la obsecuente señora Nardy Suxo alcanza la meta cobrando facturas; como la del Prefecto Fernández de Pando y la más importante, tapar todas las ramificaciones del escándalo de los “Santos”.
Como Ministra ahora puede tener recursos duplicados para este propósito. Y al final le otorgan el enroque al Carlos Romero para que la cuestión de las autonomías no se les escape de las manos. Centralismo a toda prueba y a ver quien dobla el brazo a quien.
Pero no sólo se trata de crear nuevos ministerios sino de dotarles de oficinas, personal, materiales y suministros, movilidades, celulares etc. etc. ¿Quién paga este despilfarro plurinacional? Pues los que pagan impuestos. Los informales, bien gracias. De 17 a 20 burócratas de la mediocridad. ¿Esta es la manera de evitar el despilfarro que tanto criticaban a los neoliberales?
A menores ingresos previstos mayores gastos corrientes. ¡Excelente ecuación que pinta de cuerpo entero al gobierno de Evo Morales! Es que se siente el chavito del Chavo venezolano. Cree que como él tiene dinero para dilapidar y que la bolsa no tiene fondo. Menuda sorpresa se llevará en pocos días.
Al canto de plurinacional, un concepto que nos convierte en: múltiples, varios o numerosos. Se tejen redes de corrupción sin límite. No hay que olvidar de que a mayor ignorancia menos rendimiento y a menores resultados mayor corrupción. Esto es al menos lo que, hasta ahora, nos han demostrado que saben hacer.
Pero lo plurinacional sirve para anestesiar ciertos reclamos. Los originarios indígena campesinos, por ejemplo, deben esperar, ¿a qué?, sólo el hermano Evo lo sabe. Pero tal parece que hasta él comienza tener dudas sobre la capacidad administrativa de ellos. Se aplica el viejo dicho: uno piensa que todos son como uno es.
Al otro lado de la mesa, se quedaron los de siempre. Los Ministros “duros”. Debe ser porque tienen la cabeza a prueba de golpes. No importan cuántos muertos, cuántos procesos judiciales se inventan, cuántos contratos sucios avalan, cuánto dinero pasa por sus manos sin control alguno, ellos, o mejor dicho, sin ellos, Evo Morales no es nada.
Y al contrario, es que Evo Morales en el fondo es todo eso; lo que son sus Ministros intocables. Sin Quintana pierde el apoyo internacional de Soros y posiblemente el colchón diplomático que le extiende por gobiernos de la Unión Europea. Sin el arcángel San Miguel habría problemas con todo el dinero que ha fluido por esa cartera y sus nexos entre Venezuela y el Alto Mando Militar. Recordemos que Hugo Chávez Frías advirtió al un Comandante de este Mando sobre su conducta y dictó la línea que en su interior debe primar: subordinación y constancia a sus órdenes. Así que tocarlo es difícil. En cuanto al señor Rada, todo el entramado de La Calancha, Pando, contrabando, dinero para movilizaciones, compra de dirigentes, cercos congresales etc. es mucha tinta para cambiar de papel. ¡Quien quiera ser incauto que lo sea!, si pensó que el hermano Evo iba a deshacerse de ellos.Como final, ha cambiado todo para que no cambie nada. Autor: Dante Pino, fuente: www.hoybolivia.com)