Páginas vistas en total

sábado, 9 de mayo de 2009

la pregunta es porqué le aguantan sus carajazos rada y canelas al originario? les culpa de los fracasos de las últimas semanas. refiere Palo Santo

El blanco de su mal humor son el ministro de Gobierno, Alfredo Rada y el portavoz Ivan Canelas. El primero por no haber dispuesto todo lo necesario para que la historia resulte algo más convincente y no existan tantos cabos sueltos y el segundo por no hacer un manejo mas efectivo de los medios de comunicación oficialistas, los que en su entusiasmo cerril, en lugar de sustentar las tesis gubernamentales, en realidad están socavándolas.
El día jueves, Evo no se cuidó de las formas y trató de muy mala manera a Rada, responsabilizándolo de la poca credibilidad de la población respecto de las informaciones sobre el “intento de magnicidio” y de “separatismo”. En voz alta y delante de varias personas le reprochó la “boludez” de no saber que información proporcionar a la prensa y además de no hacerlo con la debida oportunidad.
Luego de la lección, Rada se fue con el rabo entre las patas y en círculos de gobierno se comenta que no esta descartado su cambio, siempre y cuando a la oposición no se le ocurra insistir en su renuncia y despertar de esta forma en Evo su proverbial testarudez.
Los del grupo palaciego dicen que el presidente esta convencido que a Rada se le escapó el asunto de las manos y ahora el tema del supuesto terrorismo y sus derivaciones esta siendo manejado directamente desde una oficina del palacio en coordinación con una embajada que, obviamente, no es la americana.
Iván Canelas (con chamarra negra) con “periodistas” rurales del sistema de radios comunitarias (foto)
Otro que está en capilla es Iván Canelas, el cada vez menos visible portavoz gubernamental, quien también recibió su parte de la reprimenda presidencial. Evo se queja de la poca efectividad de los mensajes de los medios de comunicación oficiales, pese a que en ellos aparece a toda hora y cada acción de su gobierno fuera y dentro del país, es magnificado inmediatamente a través de spots y mensajes audiovisuales y escritos, además del seguimiento en todos sus viajes y eventos, con transmisiones directas vía satélite que han “ayudado” a la quiebra del canal estatal.
A pesar de todo cuanto hacen los “periodistas” de los medios oficiales para congraciarse con él, Evo está convencido de que en realidad le “toman el pelo” y hasta conspiran en su contra, al extremo que dan argumentos para que se burlen de su persona. No le gustó para nada que la información (difundida con bombos y platillos por los medios estatales) de haber sido incluido por una revista internacional entre las 10 personalidades más influyentes del mundo resultara falsa.
Todos los esfuerzos de los medios oficialistas y la millonaria propaganda que se reparte en medios privados, no le parece suficiente al presidente. Morales pretende que el centenar de sus radios comunitarias lideradas por la red Patria Nueva, el canal estatal, la agencia ABI y el periódico “Cambio”, tengan la misma credibilidad ante la población que los medios independientes y dicen que culpa del fracaso de la teoría del “magnicidio” a sus estrategas en comunicación y al bueno de Canelas.
Por de pronto, el portavoz tiene el encargo de hacer ajustes en todos los medios oficiales, particularmente en el canal siete, luego de su “quiebra técnica” y económica que en realidad es un pretexto para entregar “en cero” esta red estatal a los capitales venezolanos, según comentan los propios funcionarios del medio.