Páginas vistas en total

lunes, 22 de junio de 2009

harold olmos nos advierte de otra posibilidad de controversia en que nos podría meter el Gobierno interesado en distorsionar los hechos, la historia y

Escuchaba el otro día el himno a Chuquisaca cuando me llamó la atención un “ritornello” que, al ser entonado, posiblemente encienda las alarmas regionales chuquisaqueñas pues habría que ponerlo a salvo de la viveza gubernamental para desarrollar fuentes de conflicto. Dice la estrofa: “Fue el primero, fue el primero, en la lucha marcial”, etc. Como también escuché estos días, un “spot” publicitario del gobierno sobre el 16 de julio que proclama que esa fecha de 1809 fue el comienzo de las luchas independentistas, me pareció legítimo advertir a los chuquisaqueños contra algún intento de metamorfosear la letra de su himno para readecuarla a la historia que orwellianamente se pretende re-escribir. (¿Qué se diría? ¿Que no fue el primero, aunque mayo llegue antes de julio?)

Fue en los años de la primaria y la secundaria que aprendimos todos los himnos cívicos, especialmente los departamentales. Y en las clases de historia nos inculcaron la noción de que el primer grito libertario de América se dio en Chuquisaca, hace 200 años y unos días, bajo un repique de campanas cuyas ondas sacudieron las fibras de la independencia de todo el continente.

El disparatado episodio de querer modificar unas palabras del himno cruceño porque habla de “la España grandiosa” (ojo: es la misma de las 700 ambulancias) sin examinar todo su contexto histórico y significado de las palabras, nos hace pensar que en Bolivia se viven tiempos de… disparates.

Igualmente disparatado es el veloz despido del general retirado Gildo Angulo de la superintendencia de YPFB Transporte a pocas horas de criticar la indemnización de unos 300 millones de dólares pagada a la empresa, nacionalizada hace un año. La indemnización, según Angulo, incluyó unos 50 millones de dólares en impuestos que debían haber sido deducidos de la indemnización y que ahora serían cubiertos por la empresa nacionalizada. El gerente dimitido desafió al presidente de YPFB, el ex ministro Carlos Villegas, a un debate en el congreso, donde prometió comprobar, “documentos en mano”, la veracidad de sus afirmaciones. Angulo, quien en entrevistas en la TV reiteró lealtad y amistad al presidente Morales y dijo que el mandatario era engañado por sus colaboradores, corrió el mismo destino de otro general retirado. El general César López fue dimitido del cargo de Presidente de la Dirección Nacional de Aduanas hace unos meses, a poco de haber denunciado el aún oscuro contrabando de 33 camiones en Pando, semanas antes de los episodios sangrientos del 11 de septiembre en ese departamento. Su esposa fue ferozmente golpeada y perdió un ojo. La conclusión que puede extraerse de ambos casos es que una denuncia mayúscula sobre irregularidades en la administración del estado puede tener como retribución peligros físicos, un viaje no previsto a La Paz y una temporada en el penal San Pedro.

Otro caso que hace arquear las cejas ocurre en la comisión de derechos humanos de la Cámara de Diputados que ordena apresar a funcionarios chuquisaqueños, incluso a la Prefecta Savina Cuéllar, para que declaren…en La Paz. Sobre hechos ocurridos en Sucre. Un diputado oficialista estuvo tan sorprendido con la contradicción en una instancia que debe preservar los derechos humanos y que, sin embargo, los pone en peligro que decidió no firmar ninguna orden de aprehensión. Bienvenidos al surrealismo del Siglo XXI!

Aclaración necesaria

Algunos lectores me han hecho notar, correctamente, que la estrofa citada es del Himno a Cochabamba. Es cierto y lamento la confusión, que no modifica el concepto bajo el cual se inspira el artículo: el disparate de querer modificar el himno a Santa Cruz por una conveniencia política equivocada, así como el disparate de querer disminuir la importancia que tuvo el grito libertario del 25 de mayo de 1809. Sin remotamente desmerecer el heroísmo de los patriotas paceños, el 25 de Mayo ocurrió antes del 16 de Julio.

Junio 20, 2009 - Publicado por haroldolmos