Páginas vistas en total

domingo, 28 de junio de 2009

nombrado por el Congreso, con el respaldo de las FFAA y la Corte Suprema Michelletti asume y convoca a elecciones para nov.

El titular del Congreso de Honduras, Roberto Micheletti, reivindicó este domingo la legalidad del proceso por el cual asumió la presidencia del país luego del derrocamiento de Manuel Zelaya.

Micheletti, designado por el Congreso para asumir ese cargo, aseguró en su discurso de investidura que llega al cargo por un "proceso absolutamente legal'' contemplado en la Constitución.

"Llego a la presidencia de la República no por un golpe de Estado sino por un proceso absolutamente legal tal como está contemplado en nuestras leyes'', fueron las primeras palabras de Micheletti tras su investidura por el Congreso.

"Lo que hemos hecho aquí es un acto democrático porque nuestro ejército sólo ha cumplido lo que le ordenó la Corte de Justicia, la fiscalía y los jueces'', tras lo que fue fuertemente aplaudido por sus colegas diputados.

"A nuestro ejército nacional que no lo señalen ni los propios ni los extraños porque ha cumplido con la Constitución'', dijo Micheletti, del Partido Liberal (PL, derecha), el mismo del depuesto presidente Manuel Zelaya.

Zelaya fue secuestrado y posteriormente expulsado del país a Costa Rica tras su decisión de mantener este domingo la convocatoria de una consulta popular para convocar un referéndum que le permitiera reformar la Constitución y permitir la reelección presidencial.

Al "mundo entero'', Micheletti le dijo que "vamos a exigir respeto de cualquier otra nación que intente pisotear nuestra soberanía'', en medio de los vítores enardecidos de sus colegas.

El nuevo presidente, que ocupará el cargo hasta el 27 de enero, cuando concluye la actual legislatura, aseguró que todas las instituciones del Estado "hemos asumido nuestros roles institucionales para reivindicar el respeto a las leyes, los principios de la democracia y hacer que se respete la soberanía de la nación'', lo que suscitó fuertes aplausos entre la concurrencia.

El gobierno, dijo, debe ser el "producto de un equilibrio de poderes'' y prometió gobernar con "transparencia y honestidad'' y "trabajar incansablemente para restablecer la paz y la tranquilidad que hemos perdido''.

También se comprometió a trabajar por que las elecciones generales, previstas para el 29 de noviembre, sean las "más transparentes y democráticas'' de la historia de Honduras. (foto y texto de FP)