Páginas vistas en total

lunes, 6 de julio de 2009

resulta inevitable el efecto dominó. lo sucedido en Honduras se repetirá pronto. los pueblos se cansaron de Chávez, de Evo, de Castro. cadena.

El experto en materia jurídica, abogado Raúl Pineda Alvarado, asegura que la sustitución constitucional que se dio en Honduras es un tanto anormal y atípica, porque surge producto de la negativa reiterada al cumplimiento de la ley por parte de Manuel Zelaya.

Lo que ocurrió el 28 de junio fue una sucesión presidencial totalmente ajustada a la Constitución y, como consecuencia, el país continúa en un régimen de derecho y, por lo tanto, el pueblo acudirá a elecciones el 29 de noviembre de este año, ilustró Pineda Alvarado.

Pineda Alvarado sostiene que en Honduras no se ha producido un golpe militar o golpe de Estado como internacionalmente están manejando los grupos interesados, incluido el mismo presidente defenestrado, informa el diario El Heraldo de Honduras.

Lo que se dice es parte de una campaña de desinformación manipulada y pagada por Venezuela, acotó.

Pineda Alvarado explicó que la doctrina política perfila de manera precisa las características de lo que es un golpe de Estado: primero, es un acto que deroga la Constitución de la República y la sustituye por una proclama militar y eso no ha ocurrido en Honduras.

En segundo, el golpe de estado evita la sucesión presidencial. De acuerdo con la experiencia histórica, en Honduras los golpes de Estado se inician cuando se emite una proclama militar que dice mantener la Constitución y las leyes siempre que no se opongan al gobierno de facto, pero disuelve los poderes del Estado.

Esta característica no ocurre en Honduras, por cuanto la Constitución sigue vigente y a falta del titular delPoder Ejecutivo se aplicó el artículo 242 que dice quién debe de sucederlo, en caso de ausencia absoluta.

La sustitución de Zelaya deriva de un acto de fuerza fundado en un mandato judicial en el que es capturado y se le extraña del país, pero debe reconocerse que fue una actividad necesaria para mantener la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia, en sustento de la democracia y para preservar la paz y la convivencia social.

Pineda Alvarado justificó la caída de Zelaya a su actitud de incumplimiento de la ley, además, por su manifiesta actitud de desafío y provocación ante un mandato judicial, por lo que no quedaba más que hacer cumplir ese mandato por la vía de la coacción y esto es lo que ha derivado en una sustitución constitucional temporal, en tanto que en pocos meses habrá elecciones para elegir a un nuevo presidente.

El papel de la OEA

Lo que ha pasado en Honduras genera alarma ante todos los presidentes y los organismos internacionales, en virtud de que no es concebible desde el punto de vista de la lógica política que un presidente electo más o menos legalmente como Zelaya, sea depuesto del poder por violaciones a la ley.

Efecto dominó

Es muy poco probable, según Pineda Alvarado, que Venezuela y sus aliados vayan a constituir una fuerza para intervenir militarmente a Honduras.

“Aquí no va haber una tercera guerra mundial porque hayan sacado a un presidente incapaz, irrespetuoso de la ley y probablemente corrupto”, dijo.

La caída de Zelaya- sostiene el analista- genera mucha crispación y mucha angustia entre los presidente de los países de la Alba, donde hay ejércitos y temen que lo ocurrido en Honduras puede causar un efecto dominó.

*Además: “Estamos dispuestos a pagar el precio del aislamiento político y diplomático con tal de que Honduras siga siendo una tierra de paz y libertad”.

Los escenarios posibles, según el analista

* Los efectos de la suspensión de la OEA

Honduras sufrirá un aislamiento diplomático y económico que los hondureños debemos estar dispuestos a asimilar y soportar. Lo que pasó es menos perjudicial que una dictadura.

* Debe mantenerse una ofensiva diplomática

Honduras debe continuar dando a conocer su verdad en el mundo y construir nuevas alianzas que permitan al gobierno de transición operar más o menos con normalidad.

* Garantizar suministro de combustibles

La labor del nuevo gobierno es asegurar el suministro del combustible y los servicios básicos (agua, luz y teléfono). Si se logra esto, habrá estabilidad hasta llegar a las elecciones generales.

* “Mel” regresaría solo por la fuerza

De la única manera que Manuel Zelaya Rosales puede regresar al ejercicio del Poder Ejecutivo en Honduras es mediante una fuerza internacional, que es muy poco probable que se produzca.