Páginas vistas en total

miércoles, 14 de octubre de 2009

Bolivia ocupa el último puesto en cuanto a menor Desarrollo Democrático, cuando Evo convoca al Alba en otra demostración de fuerza. Hitlerismo?


Colero en el cuadro de práctica democrática

Mauricio Aira

Las circunstancias actuales, de haberse dado en otro momento de la historia pudieron haber sido de verdadero jolgorio y alegría para Cochabamba, corazón de Bolivia que alberga al grupo de presidentes de ALBA (Alianza Bolivariana de América). En verdad muy pocas veces ha tenido la ciudad, famosa en el mundo entero por su excelente clima y la fertilidad de su suelo y la hospitalidad de sus habitantes, de recibir a tantos presidentes juntos y de mostrarles sus encantos, decimos que de no mediar la calificación en el último sitio de Bolivia en cuanto a Desarrollo Democrático, es un nuevo baldón que deteriora una vez más el nombre de la Patria.

Varios medios se han referido al estudio realizado por la muy prestigiada institución Conrad Adenauer de Alemania que señala al 50% de países del continente sur, con un muy bajo nivel de desarrollo democrático, con excepción de 7 que subieron de la media Argentina, Brasil, Colombia, Honduras, México, y Panamá. De acuerdo al ranking Costa Rica, Chile y Uruguay se ubican en la cresta mientras que a la cola se colocan El Salvador, Paraguay, Nicaragua, Dominicana, Ecuador y Bolivia definitivamente el colero después de observar el deterioro de los indicadores sociales y el aumento de los niveles de pobreza, en lugar de su disminución.

En materia de DDHH tenemos que en Bolivia en lugar de eliminar “los crímenes políticos” como lo prometió solemnemente el actual Jefe de Estado en el momento de su posesión, éstos se han multiplicado y contabilizan 54, seguidos de torturas, encarcelamientos sin juicio, exilio de ciudadanos ante el clima de persecución política, etc., etc., y el nivel de pobreza polariza la distribución de la riqueza y aumenta la violencia, sin dejar de señalar los cientos de miles que emigraron en busca de los puestos de trabajo que el Régimen no ha sido capaz de crear.

En materia de leyes se advierte que las convenciones firmadas y ratificadas por los Estados no se traducen en la legislación o simplemente no se cumplen, las contradicciones se dejan sentir en un mundo cada vez más dinámico y complejo. Ya El Diario había señalado que la corrupción ha vuelto a campear con los casos de Santos Ramírez en YPFB, la venta y desaparición de tractores que debían ser entregados a comunidades campesinas, los sobreprecios en la compra de productos y bienes para el Estado, como ocurrió con los terrenos adquiridos para la explotación del hierro del Mutún.

La descripción de los factores que contribuyen a un muy escaso desarrollo democrático no estará completa sin mencionar el aumento de las plantaciones de coca en forma alarmante y por ende el aumento de la producción de cocaína. Los notables hallazgos de plantas de procesamiento de la droga, sin aprehender a los responsables, son pruebas de la intensa actividad del narcotráfico, así como las astronómicas cantidades de droga que se ha decomisado. Los partidos de oposición, las entidades contrarias a la droga y la prensa en general claman por la disminución de las plantaciones como la mejor manera de frenar el narcotráfico, aunque el gobierno presta oídos sordos a tal clamor, más por el contrario las plantaciones se extienden a las reservas naturales como áreas de cultivo.

El informe del Instituto Adenauer ha sido puesto en consideración del gobierno que a no dudarlo descalificará a sus autores, como siempre que alguno le critica y tratará de contrarrestar los hechos utilizando la parafernalia propagandística de los medios oficiales y otros oficiosos a los que paga sumas exorbitantes para intentar obtener la popularidad que le va resultando escasa.

De vuelta a la cita que congrega a cuatro presidentes de Cuba (defacto), de Venezuela, de Ecuador, de Nicaragua y otras representaciones, en lugar de haber podido ser motivo de festejo y alegría, se transformará en una demostración de fuerza, campesinos y originarios que llegan motorizados por los jugosos viáticos, y soldadesca impresionante para enseñar al mundo que ALBA, no se queda en el discurso sino que toma las armas “para defender sus conquistas” y despertar susceptibilidades en nuestros vecinos como Paraguay y Perú, que ven estupefactos el armamentismo en que incurre Evo Morales comprando armas de tierra, mar y aire para impresionar a sus pares, Cuba y Venezuela que se sostienen merced a la contundencia de las bayonetas que en lo interno infunden temor y en lo externo incitan a una desenfrenada carrera por adquirir armas a como dé lugar, compras al contado o al crédito (China en menor medida, pero también Rusia son los generosos prestatarios) con tal de mantenerse en el poder ensayando una serie de medidas que le llaman “bolivarianas” y que son un recorte a las libertades individuales y colectivas de nuestros pueblo.

Ocupar el último puesto es el resultado de las imposiciones de un sistema de gobierno que lejos de cumplir la Ley, por lo menos la CPE que el mismo se agenció con sangre, luto y dolor de por medio, del atropello a toda norma judicial, de persecución y muerte a sus opositores (La Calancha, Huanuni, 11 de enero, El Porvenir) Cuánta admiración provocan aquellos estados como Chile y Costa Rica de pleno respeto por los DDHH y de sus leyes y de la voluntad democrática de sus pobladores, sin muertos, exiliados, ni presos por razones políticas.