Páginas vistas en total

viernes, 26 de marzo de 2010

llegó cargada de buenas intenciones. el gobierno Masista desplegó un gran propaganda para hacer de su visita un acto de apoyo de Argentina a su Gobierno. Texto y foto de Los Tiempos.


La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, llegó hoy a Sucre, donde sellará con el Presidente Morales un acuerdo para aumentar las compras de gas de cara a garantizar el abastecimiento del mercado argentino hasta el año 2026.
 Sobre las 13.15 hora local (17.15 GMT), el avión de Cristina Fernández aterrizó en el aeropuerto de Sucre, capital constitucional del país, donde fue recibida por el canciller, David Choquehuanca.
 En una breve alocución en el aeródromo, Fernández declaró estar "emocionada y feliz" de visitar Bolivia para firmar acuerdos "importantes" en materia energética, pero también para rendir homenaje a Juana Azurduy de Padilla, heroína de ambos países en las guerras de independencia contra España.
 Desde el aeropuerto, Fernández se trasladó hacia la Casa de la Libertad, donde se fundó Bolivia en 1825 y donde la Asamblea Legislativa celebrará hoy una sesión en honor de la presidenta argentina.
 Cristina Fernández aprovechará su visita a Bolivia, que durará unas cinco horas, para entregar a Evo una copia del decreto que en julio pasado elevó a rango de generala a la heroína Juana Azurduy, la primera mujer que ingresó al Ejército argentino y que participó en la lucha contra los españoles por la independencia, cuyos restos descansan en Sucre.
 Posteriormente, ejecutivos de las empresas estatales Enarsa de Argentina y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), en presencia de Fernández y Morales, sellarán el acuerdo para aumentar el volumen de gas boliviano que compra Argentina.
 En concreto, Bolivia y Argentina firmarán una adenda al contrato vigente desde 2006 que establece garantías mutuas sobre envíos de gas, pagos e inversiones.
 Con este nuevo acuerdo, Bolivia se comprometerá a expandir sus envíos de gas al vecino país desde los actuales cinco millones de metros cúbicos diarios a unos 27,7 millones que servirán para abastecer el futuro Gasoducto del Noreste Argentino (GNA).
 En ese acto estará presente el presidente de Repsol YPF, el español Antonio Brufau, cuya empresa y sus socios en Bolivia prevén invertir unos 1.500 millones de dólares para aumentar la producción de gas de los campos que gestionan.
 Precisamente el suministro a Argentina es uno de los objetivos del aumento de producción en el llamado campo "Margarita", uno de los más grandes yacimientos de gas de Bolivia.