Páginas vistas en total

lunes, 26 de julio de 2010

cumpliéndose lo anunciado le toca el turno al Gobernador Suárez del Beni. Evo está cumpliendo su promesa de meter en la cárcel a sus opositores.

La Fiscalía de Distrito del Beni acusó formalmente al gobernador Ernesto Suárez, por causar daño económico al Estado al celebrar el 1 de junio de 2008, un referendo autonómico en el gastó 3.319.060 bolivianos de los recursos públicos destinados a la región.

La Contraloría General del Estado (CGE) informó en un comunicado que la Fiscalía del Distrito de Beni imputó a Suárez y a 12 funcionarios de esa Gobernación por los delitos de "malversación, resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, incumplimiento de deberes y conducta antieconómica".

Entre los fundamentos jurídicos, la Fiscalía señala que el Artículo 6, numeral II, de la Ley del Referéndum, Nº 2769 del 6 de julio de 2004, establece que "en tanto no exista un Gobierno Departamental electo por voto popular, el Referéndum Departamental será Convocado por el Congreso Nacional".

La acusación también alcanza a la ex presidenta de la Corte Departamental Electoral del Beni Zulema Gutiérrez y a cuatro ex vocales de ese órgano, por el delito de "desobediencia a la autoridad", debido a que la Corte Nacional Electoral tampoco avaló ese referendo.