Páginas vistas en total

miércoles, 28 de julio de 2010

por traición a la Patria al vender en forma encubierta gas y petróleo a Chile por el ducto Sica-sica Arica contrariando un expreso mandato que se vaya

Un movimiento que aglutina a ciudadanos residentes en el exterior del país, denominado Asamblea Boliviana Democrática Permanente, presentó un petitorio de renuncia al presidente Evo Morales y al vicepresidente Álvaro García Linera por “traición a la patria y al pueblo boliviano”.

El documento, recibido hoy en mesa de entrada del Palacio Quemado, hace fuertes denuncias sobre la política del actual gobierno hacia Chile, acusando a los mandatarios de favorecer al país trasandino por acción u omisión, permitiendo la exportación de hidrocarburos, cediendo los derechos marítimos en la negociación bilateral y entregando las aguas del Silala.

De acuerdo al petitorio, el gobierno estaría permitiendo la exportación de hidrocarburos bolivianos a Chile a través del ducto Sica Sica – Arica, violando lo dispuesto por voto popular en el referéndum del 2004 y traicionando la lucha popular plasmada en la “agenda de octubre”. El valor de esta exportación ascendería a medio millón de dólares diarios, totalizando más de 900.000 millones de dólares durante toda la gestión de Evo Morales.

El documento señala que, de acuerdo con datos publicados en El Comercio de Perú y El Mercurio de Chile, “La zona oriental boliviana bombea hasta el terminal marítimo chileno 6.000 barriles diarios a través de 1.078 kilómetros de ductos, hasta alcanzar el puerto de Arica”, donde el grupo binacional Pacific Energy S.A. ha instalado una planta petroquímica que aumenta el valor del hidrocarburo de 10 a 15 veces.

El pedido de renuncia también indica que el verdadero trasfondo de la negociación bilateral con Chile basada en la agenda de 13 puntos sería la exportación de gas natural, sin que medie un acuerdo que otorgue un acceso territorial marítimo con soberanía.

“Por mandato constitucional y por el punto 4 del Referéndum vinculante del 2004, no es posible negociar con Chile absolutamente nada que favorezca solamente a ese país como ustedes lo están haciendo, si no se menciona de forma clara, puntual y específica en los puntos a negociar, los términos para la devolución de la soberanía sobre el territorio y el mar que nos pertenece”, dice el documento.

El petitorio añade que esta política de entrega contaría con el aval de varios legisladores del oficialismo y la oposición, citando los casos de los senadores Isaac Ávalos (MAS) y Germán Antelo (PPB-CN), quienes coincidieron con Evo Morales y Álvaro García Linera “a favor de negociar la venta del gas a Chile pragmáticamente”, olvidando el reclamo marítimo.

El pedido de renuncia también acusa al presidente y vicepresidente de “perdonar económicamente 100 años de venta de aguas bolivianas (del Silala) que realizó la empresa adjudicataria a empresas y particulares en el norte de Chile, al mismo tiempo que se reconoce la propiedad chilena sobre el 50% de dichas aguas”.

“El documento borrador firmado por los funcionarios que ustedes designaron y que representan a Bolivia ante Chile, Sres. Presidente y Vice, no contempla en ningún punto la Deuda Histórica que la empresa anglo – chilena debe cancelar a Bolivia por la comercialización de las aguas del Silala desde el año 1910, y pretende ignorar el carácter artificial de la canalización”, dice.

La calificación de “traición a la patria” se basa en el artículo 124 de la nueva Constitución, que establece que “comete delito de traición a la patria quien viole el régimen constitucional de recursos naturales” y “que este delito merecerá la máxima sanción penal”.

El petitorio se ampara en el artículo 24 de la CPE, que señala que “Toda persona tiene derecho a la petición de manera individual o colectiva, sea oral o escrita, y a la obtención de respuesta formal y pronta. Para el ejercicio de este derecho no se exigirá mas requisito que la identificación del peticionario”.

La Asamblea Boliviana Democrática Permanente aglutina a compatriotas residentes en México, Estados Unidos, Argentina, Brasil, Francia, España, Suiza y otros países, teniendo además presencia en varios departamentos de Bolivia.

El petitorio lleva la firma de Rolando Antelo, presidente de la Asamblea, boliviano radicado en Ginebra quien también encabeza el Comité Suisse pour les Droites de l´Homme (Comité Suizo por los Derechos del Hombre).

En Bolivia, Rolando Antelo fue dirigente del partido nacionalista CONDEPA y lideró en 1994 la primera marcha contra la corrupción.

asambleabolivianademocratica@gmail.com