Páginas vistas en total

miércoles, 5 de enero de 2011

Ministra Suxo comete garrafales errores ante legisladores de Asunción. quiere imponer rechazo a solicitud de asilo de Cossío en Paraguay


Mario Cossío, gobernador de Tarija destituido por el gobierno de Evo Morales, lamentó la soberbia y mala educación de la ministra Nardy Suxo.
“Siento vergüenza ajena porque una representante de Bolivia faltó al respeto al Paraguay”, expresó el político tarijeño. Agregó que Nardy Suxo llegó a Asunción en procura de torcer la voluntad soberana de la República del Paraguay de otorgar el refugio político. “El Congreso paraguayo tomó una decisión en torno a mi pedido de refugio y Suxo viene a pedir que cambie su postura. La ministra de Evo Morales olvida que no está en La Paz, sino en Asunción”, dijo Cossío. No olvidó comentar los cuestionamientos a la prensa paraguaya: “Llegó a Paraguay para insultar a los medios de comunicación. La prensa paraguaya merece el más absoluto respeto, pero aquí vino la ministra Suxo a ofender”. Cossío trajo a colación los constantes roces entre funcionarios del gobierno de Evo Morales y la prensa boliviana. “Ahora la opinión pública paraguaya puede conocer de primera mano el comportamiento del régimen de Evo Morales hacia la prensa. Tuvieron oportunidad de conocer las expresiones soberbias de una secretaria de Estado. Esta situación la vivimos todos los días en Bolivia”. Preguntas para la ministra Suxo En opinión de Mario Cossío, la presencia de los enviados de Evo Morales, la ministra de Transparencia Institucional de Bolivia, Nardy Suxo, y el director general de Recuperación de Bienes, Ricardo Céspedes, confirma que es un perseguido político. “El gobierno de Evo Morales viola tratados internacionales de derechos humanos y desconoce la voluntad soberana del Paraguay de otorgar refugio político”, expresó. Sostiene que “llegaron desde La Paz para interferir en el pedido de refugio que solicité al Paraguay; esta solicitud solo corresponde estudiar al Gobierno paraguayo”. Aseguró que para cumplir esta misión, la ministra Nardy Suxo debe responder primero a tres preguntas: “1) -¿Por qué derrocaron a Mario Cossío, utilizando el mandato de una ley que es contraria a la Constitución Política del Estado?” “2) -¿Si es verdad que la Constitución Política del Estado exige una sentencia firme y ejecutoriada para destituir a un gobernador, por qué bastó una imputación fiscal para derrocarme?” “3) -¿Por qué nombró Evo Morales por decreto a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, a los miembros del Tribunal Constitucional y del Consejo de la Magistratura, así como al fiscal general del Estado si deberían ser electos por voto popular, según la Constitución?” Persecución con saña Mario Cossío narró que en Bolivia se establecieron leyes que contradicen en forma expresa a la Constitución Política del Estado. “Se montó un marco jurídico con el fin de instalar un régimen totalitario. Bolivia se encuentra camino a una dictadura y la democracia está en grave riesgo”, aseguró. Lo peor, según dijo, es que la persecución no se limita a aspectos políticos. “Soy una persona honesta, la acusación es falsa. Lo grave es que no solo tratan de destruir mi imagen como político, sino también como ciudadano”. “Tomaron por asalto a Tarija, lo que no pudieron hacer con el voto democrático lo están haciendo con leyes perversas. El fin último es destruirme como político ante la posibilidad de que pueda aglutinar a la oposición para librar a Bolivia del gobierno de Evo Morales”, dijo finalmente.