Páginas vistas en total

miércoles, 6 de abril de 2011

Buen trabajo de El Día, que nos ofrece una crónica completa sobre el tremendo descenso del segundo al sexto lugar en la producción de GAS obra del MAS anunciada hace ya 8 meses por una consultora contratada por YPFB

Bolivia cayó del segundo al sexto lugar en reservas probadas de gas natural en Sudamérica, mientras Perú pasó a ocupar aquel puesto, detrás de Venezuela, según un informe de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos (CBH).

La Cámara indica que Venezuela tiene 200 billones de pies cúbicos de gas (TCF en el sistema anglosajón), Perú 16 billones gracias a nuevos descubrimientos, Trinidad y Tobago 15,3, Argentina 13,2, Brasil 13, Bolivia 10,5 y Colombia 4,4.

Es la primera vez que la CBH se hace eco de informaciones extraoficiales sobre la caída de las reservas de gas.

El analista Humberto Vacaflor retomó las palabras del experto Salomón Rivas quien señaló que el país tendría que declararse en quiebra hidrocarburífera porque esa manera podría decirle a Brasil y Argentina que ya no puede enviarles gas natural.

"Estaría incumpliendo el contrato de venta de gas, sólo con una quiebra podría justificarse y que se interrumpa el envío", señaló Vacaflor.

Primero a corregir. Según otras fuentes extraoficiales que el Ejecutivo no ha desmentido, el informe que se mantiene secreto, elaborado por la firma estadounidense Ryder Scott, establece una baja hasta 8,3 billones de pies cúbicos, la tercera parte de lo que Bolivia creía tener.

La empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) ha pedido a Ryder Scott corregir ese informe antes de su presentación pública con la inclusión de los nuevos yacimientos que fueron descubiertos el 2010.

Consecuencias. Para el diputado de Convergencia Nacional por Tarija, Adrián Oliva, esta caída es perjudicial porque, en el caso de su departamento, su desarrollo se sustenta por las regalías petroleras y el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). "Vamos a sufrir las consecuencias de los errores que se ha cometido en el proceso de nacionalización", lamentó.

Vacaflor, indicó que el país pierde la confianza de sus vecinos. "¿Cómo una empresa va a venir a operar a un país donde se ocultan las informaciones que ellos necesitan?, es una situación realmente lamentable", dijo.

Si se deja de exportar, el Gobierno tiene que reducir sus gastos, no sólo salarios sino en propaganda y devolver el avión de $us 38 millones".


H. Vacaflor
Periodista y Analista

El país ha perdido un espacio muy importante en el ámbito hidrocarburífero regional
y eso está marcado por la negligencia gubernamental".

A. Oliva
Diputado Convergencia Tarija

8 meses
han pasado ya desde que la Ryder Scott dio el resultado del informe de las reservas a YPFB.

6,86 millones
de metros cúbicos fue el consumo interno diario en Bolivia en el pasado mes, según la estatal.

DETALLES
A la espera de un informe del que depende el país

ocho meses. La Ryder Scott realizó el estudio a comienzos del 2010 y fue entregado al Gobierno en agosto. Desde esa fecha, YPFB no ha presentado oficialmente los resultados.

¿cifras infladas o falta de inversión? En 2005, la D'Golyer & MacNaugthon estableció que Bolivia tenía 26,7 billones de pies cúbicos de reservas probadas y ocupaba el segundo lugar en Sudamérica, detrás de Venezuela.
YPFB ha señalado oficialmente que esa cifra estuvo inflada con el fin de beneficiar a las petroleras privadas.

PUNTO DE VISTA

Humberto Vacaflor
Analista

Tenemos tareas pendientes con el uso del gas "

Esto viene a dar la razón a quienes nos preguntábamos si no era necesario ya frenar las exportaciones de gas, en vista que las reservas actuales ya no permiten mantener el ritmo de producción actual sobre todo para destinar gran parte de esa producción a la exportación.

Las reservas actuales están en aproximadamente 8 TCF, al ritmo actual de producción tendrían que estar atendiendo el consumo interno boliviano, porque estamos en este momento con tareas pendientes para el uso del gas.

Sabemos que la Jindal va a requerir 8 millones de metros cúbicos diarios (Mmcd), con lo cual se duplicaría el consumo interno, tenemos los proyectos para la industrialización del gas, por ejemplo una fábrica de urea, que requeriría más o menos entre 5 y 7 Mmcd, hay los proyectos pendientes de plantas termoeléctricas que deberían instalarse en el Chaco tarijeño, el Gobierno ha ofrecido instalar en el Chapare y otra en Puerto Suárez. Todos estos usos pendientes del gas boliviano suman más o menos unos 36 Mmcd y en este momento la producción es de 42 Mmcd, no tendríamos gas suficiente para atender también la demanda de Brasil y Argentina.

En este momento hay una demanda boliviana insatisfecha porque se prefiere exportar el gas.
Cuando se produjo la crisis del cemento, una cementera informó que estaba con déficit porque no tenía el gas suficiente para mover la maquinaria, la falta de gas paraliza otras clases de empresas. Estamos en esa situación de tener que decidir qué vamos a hacer con el gas boliviano y con estas noticias las cosas se ponen muy difíciles.