Páginas vistas en total

jueves, 7 de abril de 2011

Mariela Laura de La Prensa ha hecho una buena reseña de lo sucedido en La Paz y acerca de la huelga general declarada por la COB que demanda dialogar con EVO

E l principal dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Pedro Montes, informó ayer que los trabajadores movilizados declararon la huelga general indefinida y que las protestas continuarán hasta que las demandas laborales sean atendidas por el Gobierno.

Montes aseguró que la huelga indefinida será acatada por todos los sectores que llegaron a La Paz desde el interior del país para movilizarse en rechazo al incremento salarial del 10 por ciento y en demanda de la derogación del Decreto 21060.

“Compañeros, tenemos que luchar en forma unitaria. No hay que correrse, hay que ser valiente, porque la pelea es así, con sangre y luto”.

El Gobierno mantuvo, pese a ello, su posición de dialogar sin considerar el tema salarial y descartó un encuentro entre dirigentes sindicales y el presidente Evo Morales.

11 KILÓMETROS DE FURIA. Una multitudinaria marcha de mineros, fabriles, maestros, constructores, trabajadores en salud, municipales y de otros sectores copó ayer las ciudades de El Alto y La Paz.

A las 08.00 de ayer, el Multifuncional de la Ceja alteña ya estaba literalmente invadido por grupos de mineros de Oruro y Potosí y otras representaciones provenientes de Cochabamba, Santa Cruz y La Paz.

Los afiliados a la COB, con petardos en mano, estribillos, estruendosas explosiones de dinamita y pancartas contrarias al incremento salarial, recorrieron los aproximadamente 11 kilómetros que separan la Ceja de El Alto de la Plaza del Bicentenario, aledaña a la Universidad Mayor de San Andrés.

UN BUEN NEGOCIO. A lo largo del recorrido se apostaron decenas de vendedores de banderas de los departamentos, sombreros, gorras, gaseosas, refrescos hervidos y comida.

Los manifestantes —un informe no oficial de la Policía estimó que hubo alrededor de 9.000 personas— corearon consignas antigubernamentales.

Al grito de “con armas o sin armas, los mineros estamos presentes”, los trabajadores del subsuelo cargaron al mediodía contra la Policía, que usó el camión Neptuno y agentes químicos para evitar su ingreso en la plaza Murillo. Los uniformados retrocedieron e incluso una escuadra de la Policía Militar salió a formar ante el Palacio, pero cuando los efectivos de la institución del orden retomaron el control, los soldados se replegaron.

Entre las 11.00 y las 14.00, el centro paceño quedó colapsado, en medio del estruendo y de algunos enfrentamientos entre manifestantes y comerciantes.

En el fragor del enfrentamiento, el dirigente Ramiro Leaño fue arrestado, aunque la versión fue desmentida posteriormente por el viceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán, mientras un minero herido en un pie fue trasladado al Hospital General.

Hubo otros momentos de tensión cuando algunos trabajadores exaltados exigían la inmediata liberación del arrestado.

Otros amenazaban con hacer volar con dinamita a los policías apostados en el ingreso a la plaza.

Pese a la negativa de los uniformados, los marchistas continuaron su caminata por la vía troncal paceña, donde algunos transeúntes los aplaudían.

Otras personas distribuyeron cigarrillos, hojas de coca y jugos a los marchistas.

EL MITIN DE LA COB. Cuando la numerosa columna llegó a la Plaza del Bicentenario, se realizó un mitin cuyos oradores cuestionaron la política oficial.

Tras los discursos de los principales representantes de las diferentes organizaciones, se aprobó declarar la huelga general indefinida para exigir al Gobierno un incremento salarial que no sólo consigne a los sectores de salud y educación, sino a todos y que el Ejecutivo atienda otras demandas de los trabajadores, como la derogación del Decreto Supremo 21060.

Ampliado ratifica la medida

El Ampliado Nacional de la COB, realizado anoche, ratificó la convocatoria a huelga general indefinida desde las 00.00 de hoy y una marcha de protesta en La Paz, aunque se mantiene en reserva a qué hora se iniciará y cuál será su recorrido. Con estas medidas de presión, los trabajadores exigen un incremento salarial superior al 10 por ciento decretado por el Gobierno, la reactivación del aparato productivo y otras reivindicaciones.

La decisión fue adoptada por el Comité Ejecutivo de la COB y los dirigentes provenientes del interior del país, que están movilizados en La Paz.

El secretario ejecutivo de la COB, Pedro Montes, dijo ayer que la determinación fue tomada por consenso.

“La resolución ha sido la huelga general indefinida, desde las cero horas de hoy, a escala nacional, con movilizaciones, para exigir una solución a todas las demandas que hace la Central Obrera Boliviana”.

Sin embargo, el ministro de Trabajo, Félix Rojas, consideró a la movilización de ayer como una marcha de pasacalles. “Habría que hacer una comparación con el total de afiliados que dice tener la COB y el caudal de gente que vino a marchar”.

Para destacar

Los mineros exigen dialogar directamente con el presidente Evo Morales.

Los dirigentes sindicales no quieren sostener un nuevo encuentro con los ministros.

Por momentos, la represión policial recordó los tiempos de las dictaduras militares.

Pedro Montes, dirigente de la COB, y los mineros aprobaron la huelga general indefinida.

“Prohibido quejarse”. Así Montes alentó a sus compañeros a ser fuertes en los días de marcha.

Los representantes laborales se reunieron anoche en un ampliado nacional.



Mariela Laura Aruquipa