Páginas vistas en total

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Rolando Villena defensor del pueblo brindó su informe sobre los sucesos sangrientos de Yucumo responsabilizando a Sacha Llorenti y otros altos funcionarios de la extrema crueldad contra los del TIPNIS. qué lástima que Villena no se hubiese atrevido a señalar a Evo cuya responsabilidad no puede soslayarse.

El defensor del Pueblo, Rolando Villena presentó este miércoles el informe final sobre la represión a la marcha indígena del TIPNIS en el que se identifica que fue el ex ministro de Gobierno, Sacha Llorentty quien ordenó a la Policía ejecutar el operativo el 25 de septiembre, y exime de responsabilidad alguna al presidente Evo Morales, sin recomendar que se inicie ninguna investigación en su contra.

“Informes recabados durante el proceso de investigación permiten a la Defensoría establecer que existen suficientes elementos de convicción para afirmar que el 24 (de septiembre) el (ex) ministro de Gobierno, Sacha Llorentty habría decidido que fuerzas policiales intervengan y desarticulen la marcha indígena”, dijo Villena al presentar el documento de conclusiones de su investigación.

Además se determinó que emitida la orden por Sacha, quien es el encargado de planificar la intervención es el ex viceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán junto al director de Régimen Interior, Boris Villegas, el inspector de la Policía, Gral. Edwin Foronda, el rector de la Universidad Policial, Cnl. Oscar Chávez Rueda y otros nueve oficiales policiales.

“El 25 de septiembre los generales Muñoz, Palacios llegan a Yucumo asumen el mando del contingente policial, Boris Villegas instruye a funcionarios del Ministerio de Gobierno coadyuvar en la preparación del operativo, resalta en esto la participación de Carolina Vertiz quien recibe 30 mil Bs. para contratar buses de transporte público, adquirida en coordinación con el coronel Terrazas, encargado de planificación de operativos 1.000 litros de combustible”, agregó el defensor.

 Entre otras cosas que se adquirieron para el operativo además estaban: 1.000 litros de agua para los Policías, 20 tenazas para presuntamente cortar el alambrado de la propiedad privada en la que descansaban los marchistas, 10 docenas de cinta adhesiva masking “para maniatar y amordazar a los indígenas”. Quienes comandaron y ejecutaron el operativo son los Grales. Oscar Muñoz y Modesto Palacios.

"Recomendar al Fiscal General del Estado que instruya proseguir las acciones penales por la violenta intervención policial acaecida el 25 y 26 de septiembre de 2011, en especial contra los ciudadanos Sacha Sergio Llorenti Soliz, Marcos Jaime Farfán Farjat, Boris Villegas Rocabado, Ramiro Delgado, Karolina Vertiz Arancibia, Edwin Contreras, Diego Pérez, Jorge Arzabe, Adalit Rivero, Ernesto Castro", señala el documento.

El documento agrega que deben ser sumados a la investigación los funcionarios policiales Jorge Santiesteban Claure, comandante de la Policía Nacional; Oscar Muñoz Colodro (ya en investigación y con detención domiciliaria). Edwin Foronda Franco, Modesto Palacios Cruz, Oscar Chávez Ruedas, Alberto Aracena, Henry Terrazas Verduguez y otros.