Páginas vistas en total

sábado, 24 de diciembre de 2011

hacemos nuestras las expresiones de Los Tiempos para pedir PAZ y AMOR en la noche luminosa del nacimiento de Jesús, Dios hecho hombre. basta de persecusión, diferencias resolver sin el odio ni la controversia dañina


Esta noche se celebra el nacimiento de Jesús, Dios hecho hombre, de acuerdo a la religión católica y otras confesiones que se reclaman cristianas, y tiene tanta fuerza el acontecimiento que en casi todo el planeta se ha escogido esta fecha como símbolo de paz, unión y solidaridad.
Son  precisamente estos anhelos los que convocan a que, revisando lo que el país ha avanzado en materia de derechos humanos desde 1982, se deje atrás, de una buena vez, la predominante acción persecutoria a quienes disienten del pensamiento oficial que lamentable e inexplicablemente domina a muchas autoridades del Ejecutivo. Es necesario que, de una buena vez, volvamos al tiempo en el que las diferencias políticas se ventilaban en los escenarios creados para ello, especialmente el Parlamento y los espacios públicos, respetando, por lo demás, la voluntad popular expresada en las urnas.
En este contexto, nuevamente hay que pedir a las autoridades judiciales y del Ministerio Público que atiendan como corresponde los alegatos del ex Presidente del Banco Central de Bolivia, connotado profesional y académico Dr. Juan Antonio Morales, para que se levante la injusta detención domiciliaria a la que ha sido sometido. Es intolerable, desde cualquier punto de vista, que un juez o algún fiscal (que con seguridad no pasarán a la historia) no atienda, por sexta vez consecutiva, sus alegatos argumentando “no tener tiempo”.
Aprovechemos, pues, esta especial ocasión para exhortar, una vez más, a que la justicia sea el espacio que garantice la pacífica convivencia ciudadana y de respeto a los derechos humanos, y no el instrumento de la represión política o la revancha de los mediocres, como quieren convertirla.