Páginas vistas en total

viernes, 11 de mayo de 2012

la batalla en contra de Evo se prolongó durante toda la jornada. el bloqueo se mantuvo durante 4 horas. los gases (esto es la existencia en almacenes) se agotan. piden a Venezuela y responden "de acuerdo, pero al contado" sin gases (sin granadas) se termina el régimen sostenido por carabineros (asalariados) y empujados por jefes civiles...dónde están los comandantes?


Las fuerzas policiales trataron de dispersar a los manifestantes, que arrojaron globos con pintura.
En el segundo día de protestas en cumplimiento del paro de 72 horas convocado por la Central Obrera Boliviana (COB), la Policía volvió a dispersar a los movilizados con agentes químicos. La violencia se desató en inmediaciones del Monoblock de la Universidad Mayor de San Andrés, la plaza del Estudiante y el viaducto Villazón.
La COB convocó a un paro con movilizaciones y bloqueo de caminos el 3 de mayo como respuesta a la propuesta del Gobierno de 1.000 bolivianos de salario básico nacional y del aumento del 8 por ciento sólo a los sectores de salud y educación.
La movilización comenzó a las 10.00 en la plaza Garita de Lima. Bajó por la avenida Tumusla y siguió por la avenida Buenos Aires hasta la Estación Central, de donde comenzó el recorrido hasta el centro de la ciudad. 
En la marcha se destacó la presencia de más de un centenar de mineros de Huanuni, quienes llegaron para participar en la movilización y mantener una reunión con el secretario Ejecutivo de la COB, Juan Carlos Trujillo, y con Jaime Solares.
LOS Enfrentamientos. La marcha concluyó en la plaza del Estudiante, donde los profesionales y trabajadores en salud, maestros urbanos y universitarios bloquearon las vías de ingreso al paseo de El Prado.
Un grupo de manifestantes llegó hasta las cercanías del edificio del Ministerio de Salud y lanzó globos, inflados con pintura de color rosado, que se estrellaron en el frontis del inmueble y contra los policías.
Como respuesta a esta acción, el destacamento de policías que protegía el edificio comenzó a disparar agentes químicos a los protestantes, que respondieron lanzando globos de pintura, petardos y piedras. 
El contingente de las fuerzas del orden fue reforzado por dos carros Neptuno y una veintena de motocicletas que arremetieron contra los manifestantes, quienes retrocedieron hasta las puertas del Ministerio de Justicia.   
La Policía continuó disparando gases lacrimógenos, mientras los trabajadores y estudiantes lanzaban petardos y canicas. El enfrentamiento duró cerca de 30 minutos, hasta que el comandante departamental del cuerpo policial, Alberto Aracena, pidió que  los movilizados se dispersen antes de que comience la acción de los carros Neptuno.
Agresión al viceministro. Durante la jornada de protesta, hubo denuncias sobre pinchado de llantas y rotura de luminarias y parabrisas, además de que algunos choferes que fueron atrapados transportando pasajeros fueron azotados y obligados a dejar sus vehículos.
Algunos transeúntes increparon a los choferes por su paro.
La presión continúa. El viceministro de Gobierno, Jorge Pérez, llegó al lugar para mediar antes de la acción policial en contra de los manifestantes, pero cuando se acercaba al primer grupo de los movilizados, fue interceptado por padres de familia del colegio Don Bosco, quienes lo agredieron de palabra y le arrojaron piedras.
Uno de los padres le grito: “Inconsciente, cómo permite que lancen gases cuando nuestros niños están saliendo del colegio. Usted no debe tener hijos”.
Arrestos. Después del incidente con el Viceministro de Gobierno, fueron arrestadas dos personas, supuestos padres de familia, por más de una veintena de policías, quienes los llevaron a rastras hasta el interior del edificio del Comando Departamental de la Policía, en la calle Landaeta.
Además, otras personas que vociferaban fueron conducidas a celdas policiales.
4 horas estuvo bloqueado el eje de la ciudad de La Paz por trabajadores de salud y estudiantes de Medicina.