Páginas vistas en total

viernes, 6 de julio de 2012

periodistas de ERBOL describe lo visto agresiones en contra de los originarios del TIPNIS por la calles de La Paz, como "verdaderas batallas que libran fuerzas desiguales" gases y chorros de agua por un lago por el otro banderas y palos...

La policía descargó chorros de agua a presión sobre marchistas del TIPNIS que se encaminaban hacia la Plaza San Francisco para participar del Cabildo abierto que convocaron para determinar cuál será el próximo paso que habrán de dar al cabo de casi diez días de haber llegado a La Paz tras haber caminado a lo largo de más de 6-00 kilómetros. El gobierno dijo wue la policía habia sido atacada y que había por lo menos un agente herido.
Tras haber corrido escapando de aquella máquina que vomitaba agua y el gas lacrimógeno que lanzaban los policías, la columna de los marchistas quedó rota momentáneamente. Después de reordenar sus filas, los marchistas pretendían continuar su recorrido hasta aquella plaza histórica.
La emisora Erbol afirma que la policía ha lanzado gas pimienta sobre los marchistas, en tanto que el portavoz del gobierno aseguraba que la policía había sido agredida con botellas y palos. El Viceministro Jorge Pérez dijo que los dirigentes de la marcha habían actuado de forma violenta contra la policía. “Quieren generar conflicto, al parecer quieren muertos, quieren victimarse, que la policía reaccione y los ataque”, dijo al asegurar que a la marcha se han plegado “fuerzas extremistas a objeto de desprestigiar al gobierno y atacar a la policía”. Para sus afirmaciones citó como testigos a los periodistas que están cubriendo los incidentes en La Paz. Uno de los periodistas de Erbol describió aquel lugar de la capital política boliviana como “un campo de batalla”.
Es un día más en la lucha perenne de los TIPNIS para preservar su heredad, que ellos consideran amenazada por una carretera que el gobierno quiere construir y que partiría aquel santuario natural en dos. Los marchistas quieren dialogar con el gobierno, el gobierno dice que aceptará dialogar, pero con los que sus autoridades consideren que son legítimos representantes de los marchistas del TIPNIS.