Páginas vistas en total

sábado, 8 de septiembre de 2012

cerrar la frontera con Bolivia es una medida en consideración en Mato Grosso, Brasil habida cuenta de asesinatos, asaltos, robo de vehículos que cometen delincuentes bolivianos en esa región. está en www.eju.tv

Una vez más, la creciente anomia en Bolivia, que varios analistas consideran en camino hacia el “Estado fallido”, genera duras reacciones en un país vecino. En este caso se trata del gigante regional, Brasil, donde los diputados del Estado de Mato Grosso do Sul estudian la posibilidad de cerrar la frontera con Bolivia, a raíz de la violencia provocada por el tráfico de vehículos robados que son internados en territorio boliviano para ser canjeados por cocaína. De acuerdo al diario brasileño Correio do Estado, la medida es vista como estrategia para contener la acción de las bandas, particularmente en Campo Grande.
 “Después del impacto de la violencia que asombró a Campo Grande la semana pasada, cuando Breno Luigi Silvestrini de Araújo (18) y Leonardo Batista Fernandes (19) fueron muertos brutalmente por una banda que les robó su camioneta para cambiarla por tres kilos de cocaína en Bolivia, los diputados estaduales discutirán en la sesión de la Asamblea Legislativa de Mato Grosso do Sul el cierre de las fronteras del Estado”, dice el periódico, y añade que “Algo semejante aconteció en julio, cuando asaltantes mataron al empresario Alberto Raghiante Júnior y a Luzia Barbosa Damasceno Costa, para el robo de un Hiunday Azera”.
 El diputado Rinaldo del PSDB afirmó que los crímenes son terribles y recordó que la Asamblea Legislativa de Mato Grosso do Sul ya había pedido tomar providencias contra la legalización de automóviles en Bolivia. “Esa ley cuando regulariza los carros robados acaba haciendo apología del crimen”, dijo el legislador estadual. Lo cierto es que Bolivia parece encaminarse a una narco-cuarentena, algo de lo que ya se tuvo una primera muestra en noviembre del año pasado, cuando Brasil desplegó 6.500 efectivos en la frontera, en lo que su Ministerio de Defensa definió como “la mayor acción conjunta de las Fuerzas Armadas”.
 Mientras tanto, Paraguay realiza ejercicios de puntería con misiles antiaéreos para derribar narco-aviones procedentes de Bolivia, Chile analiza la instalación de una frontera electrónica y Argentina estudia la posibilidad del derribo de avionetas. Es lo que sucede cuando un Estado pierde el “control físico de su territorio”, como lo confesó el ministro de gobierno Carlos Romero. Ante el vacío, primero avanzan en el copamiento territorial las bandas criminales, pero luego son otros Estados los que comienzan a intervenir en su propia defensa… notishots@gmail.com.

Fuente: eju.tv - ¿Cierre de la frontera Brasil-Bolivia?
http://eju.tv/?p=231401