Páginas vistas en total

sábado, 20 de octubre de 2012

lista negra. continúa Bolivia ante el Grupo de acción Financiera Internacional (GAFI) siendo considerado zona de lavado de dinero y proclive al terrorismo. no avanzó lo suficiente debe congelar cuentas del terrorismo. (L.T.D.)


El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) dejó por cuarta vez a Bolivia en la lista negra de los países que tienen deficiencias en la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, en la que fue incluida en junio de 2011.
En el último informe publicado en la página web del GAFI, de la plenaria del grupo que concluyó ayer en París, se señala que el esfuerzo y los progresos de Bolivia para implementar recomendaciones internacionales fueron insuficientes.
Sin embargo, según el Ministerio de Economía, el informe del GAFI señala que Bolivia logró fortalecer las instituciones encargadas de luchar contra el lavado de dinero y consiguió  subsanar las deficiencias más importantes que tenía en ese rubro.
El resumen publicado ayer por el GAFI, en internet, señala que Bolivia tomó medidas para mejorar su régimen de lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, incluso mediante la promulgación de una nueva legislación para abordar sustancialmente las deficiencias de la penalización de esos delitos y trabajar hacia el fortalecimiento de la capacidad y autonomía de su Unidad de Investigación Financiera  (UIF).
Sin embargo, a pesar del alto nivel de compromiso político de Bolivia para trabajar con el GAFI y su regional GAFI-SUD para hacer frente a sus deficiencias, no avanzó lo suficiente en la aplicación de su plan de acción en los plazos establecidos, por lo que debe continuar trabajando en mejorar el marco jurídico para identificar y congelar los activos de terroristas.
“El GAFI alienta a Bolivia a enfrentar sus deficiencias y continuar en la implementación de su plan de acción”, dice el resumen. Bolivia debe presentar sus avances en la próxima plenaria del GAFI, en febrero de 2013.
Un boletín del Ministerio de Economía señala que en los últimos seis años el Estado fortaleció las instituciones encargadas de luchar contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo y destaca entre las últimas disposiciones, la ley que autoriza el congelamiento de activos de personas relacionadas con actividades terroristas y la creación del Consejo Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y el Financiamiento del Terrorismo.
Para esta plenaria, Bolivia presentó avances relacionados a las 40 recomendaciones del GAFI luego de la plenaria de junio pasado, según informó en días pasados la directora de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Lenny Valdivia. Los avances, dijo, estaban relacionados con el fortalecimiento de la UIF en cuanto a personal, infraestructura, capacitación y asistencia técnica.
La “lista negra” actualizada por el GAFI, además de Bolivia, incluye a Cuba, Ecuador, Etiopía, Indonesia, Kenia, Myanmar, Nigeria, Pakistán, Santo Tomé y Príncipe, Sri Lanka, Siria, Tanzania, Tailandia, Turquía , Vietnam y Yemen. Ghana es el único país que logró salir.
En la “lista roja” que incluye a las “jurisdicciones no cooperativas y de alto riesgo” continúan Irán y Corea del Norte.
Otras acciones del GAFI
El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), cuya sesión plenaria XXIV terminó ayer en París, publicó dos documentos para identificar las jurisdicciones que puedan suponer un riesgo para el sistema financiero internacional. Uno de ellos es la Declaración pública de jurisdicciones con deficiencias estratégicas en la lucha contra el lavado de dinero y contra el financiamiento del terrorismo (en esta lista está Bolivia) y el otro es la Declaración de cumplimiento de las estrategias: Jurisdicciones con deficiencias pero que han desarrollado un plan de acción con el GAFI (en esta lista siguen Argentina y Venezuela).
Entre otras determinaciones, el GAFI emitió una actualización sobre los progresos realizados por Argentina, aunque se desconoce si aceptó la petición de auditorías anuales que ese país tenía previsto solicitar; hizo una declaración sobre Turquía que incluye su decisión de suspender la membresía de ese país el 22 de febrero de 2013, a menos que su gobierno presente legislación contra el financiamiento del terrorismo; y advirtió en su informe que no está convencido de que Nicaragua haya avanzado lo suficiente para superar sus deficiencias estratégicas y advierte que podría caer en la “lista negra” en la próxima plenaria de febrero de 2013.