Páginas vistas en total

viernes, 16 de noviembre de 2012

ausentes Chávez, Cristina, Mujica y otros jefes de Estado en la 22 versión de la Iberoamericana presidida por Juan Carlos y Sofía en Cádiz


Bajo el lema "Una relación renovada en el bicentenario de la Constitución de Cádiz", comenzó este viernes la XXII Cumbre Iberoamericana, marcada por la ausencia de Paraguay y de varios jefes de Estado.

El discurso inaugural del monarca se centró en el tema primordial del encuentro: la crisis económica que azota a España y a Portugal. En ese sentido, Juan Carlos llamó a renovar la relación con los países de América Latina: "Necesitamos más Iberoamérica".

El rey destacó el crecimiento de la región y lo contrapuso con las “situaciones difíciles” de los países europeos: "No podemos sino reconocerlo y buscar una experiencia que podamos compartir. (…) Nuestras miradas se vuelven hacia vosotros".

Juan Carlos instó, además, a los países de la Comunidad Iberoamericana a hacerse oír "con una sola voz" que permita hacer valer el peso que "debe tener". "Conectarla con los nuevos ámbitos multilaterales, regionales y subregionales que han nacido en la región y llevar más Europa a Iberoamérica y más Iberoamérica a Europa es un nuevo reto que tenemos por delante", advirtió.

En el mismo sentido, recordó sus palabras de hace dos años en la cumbre de Mar del Plata, Argentina. "Os decía que Iberoamérica está en alza. Hoy lo reafirmo convencido: el continente crece, se reducen los índices de pobreza y hay una mayor cohesión social", señaló.

A su vez, el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, celebró los siglos de relaciones entre la península ibérica y América Latina, y reiteró que a pesar de la coyuntura de dificultades, Europa es "la mayor área de prosperidad del mundo y España, la plataforma más próxima para acceder a ella".

Los participantes realizarán dos sesiones plenarias el sábado en el Palacio de Congresos de Cádiz y también compartirán un almuerzo a puertas cerradas.