Páginas vistas en total

sábado, 14 de junio de 2014


Ki-Moon el UNO de la ONU

como buen diplomático se compromete sólo con su deber

se confiesa a 4 medios. seguir debatiendo el tema de la COCA.



Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas, aceptó dedicar media hora de su estadía en Bolivia para hablar con cuatro medios del país, entre ellos el diario EL DEBER. La entrevista, programada con antelación, tuvo lugar en el salón Jazmín del hotel Los Tajibos.
El surcoreano, que llegó al país el 12 de junio para participar de la Cumbre del G-77+China, señaló que este encuentro servirá para que lospaíses en vías de desarrollo encuentren formas para trabajar coordinadamente en pro de su bienestar. “Los países del mundo desarrollado agrupados en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) deben proveer ayuda a los menos desarrollados”, sugirió.
La celebración de esta cumbre en Bolivia, dijo Ki-moon, es crucial para el cumplimiento de las Metas del Desarrollo del Milenio (ODM) y en particular, para facilitar la adaptación del mundo al cambio climático. “No podremos lograr estos objetivos en las Naciones Unidas sin el apoyo completo y la coordinación de los países del G-77+China porque representa más de la mitad de la población mundial y gran parte de la representación de dos tercios de los Estados en la Asamblea General (de la ONU)”.
El máximo representante de la ONU, que ayer celebró su cumpleaños número 70 en el municipio de El Torno, donde fue agasajado con una torta de hoja de coca, se refirió a esta planta milenaria. Reconoció que la demanda boliviana de despenalizar este arbusto es un tema sensible pero es consciente de que forma parte del modo de vida de los pueblos indígenas.