Páginas vistas en total

lunes, 1 de junio de 2015

los caballeros cadetes saben: Chapare produce coca, la coca es para la cocaína, la cocaína es el principal producto del Chapare, Chapare pertenece "a los cocaleros" y los cocaleros son capitalista por tanto imperialistas. de qué habla Evo, cree acaso que puede mentir y engañar a los cadetes?

El presidente Evo Morales, que llegó ayer para participar del 63 aniversario del Colegio Militar de Aviación (Colmilav), pidió a los militares mantener la ideología antimperialista y trabajar, junto a los movimientos sociales, para servir y defender la patria. 

“Quiero decirles, hermanos cadetes, que vamos a mantener la ideología de anticapitalismo y antiemperialismo”, dijo durante su intervención, agregando que revisando datos, en 1995, un miembro de la embajada norteamericana planteó la abolición de Bolivia y en 1937 un presidente de la dictadura militar de Argentina planteó anexar Tarija a ese país. “Hermanos cadetes, es importante revisar el pasado para proyectar el futuro”, añadió. 

También les pidió despojarse de la doctrina de que los militares deben ser apolíticos, porque ese pensamiento viene de las Escuela de las Américas, ya que allí, según Morales, se les enseñaba que los enemigos son los obreros y los movimientos sociales, por lo que tenía que aplacar las grandes rebeliones; sin embargo, ahora se forman para servir al pueblo. 

Dijo que lo mismo sucedió con la Central Obrera Boliviana. El jefe de Estado también pidió a las Fuerzas Armadas estar preparadas, porque Bolivia es un estado de no agresión, es un Estado pacifista, pero frente a cualquier agresión las FFAA deben estar preparadas.

Por su parte, el comandante del Colmilav, Ián Pérez, expresó su satisfacción por los logros obtenidos en la formación de damas y caballeros cadetes de manera íntegra y respetando los derechos humanos.

Lo científico está pendienteEl presidente dijo que las Fuerzas Armadas deben estar preparadas en la parte científica y tecnológica, indicando que Bolivia ya logró una liberación económica, política y ahora falta la liberación científica. Por último, destacó el mejoramiento en las condiciones para la formación de cadetes y pilotos