Páginas vistas en total

sábado, 30 de enero de 2016

El Deber relata cómo Bolivia no será parte del corredor transoceánico por tren, ni por carretera. pésima negociación que terminó dejando fuera a la Nación de esta vital vertebración


Tremendo fracaso de la Cancillería

por negligencia masista Bolivia sin corredor

El embajador de Chile en Brasil, Jaime Gazmuri, informó a principios de enero en Santiago que solo falta asfaltar unos 500 kilómetros para completar el corredor interoceánico que cruzará Brasil, Paraguay, Argentina y Chile, pasando a muy pocos kilómetros al sur de Bolivia. En una entrevista con El Mercurio, Gazmuri aclaró que este proyecto de corredor no ha sido concebido para excluir a nadie, pero que la exigencia de Bolivia de que cualquier proyecto carretero internacional que comprenda territorio boliviano debe aceptar que las cargas, en ese tramo, solo pueden ser llevadas por camiones bolivianos, es algo inaceptable.

Esta noticia llega cuando el presidente Evo Morales está haciendo gestiones para conseguir que el presidente de Perú, Ollanta Humala, se comprometa a incluir a Bolivia en el proyecto de tren interoceánico Perú-Brasil, con financiamiento de la China Popular. Ese proyecto también excluye a Bolivia por pocos kilómetros, pues el trazado original muestra que el ferrocarril pasaría apenas al norte de Cobija y de todo el departamento Pando, como haciendo un esfuerzo por evitar el territorio boliviano.

Ninguno de los tres países incluidos en el proyecto ha revelado hasta ahora el motivo por el cual se hizo un diseño en que el territorio boliviano es evitado, incluso a riesgo de pasar por una de las regiones más difíciles de la cuenca del Amazonas. En cuanto al corredor del sur, que pasaría apenas por debajo de Yacuiba, Bermejo y toda el área de influencia de Tupiza, el embajador Gazmuri dijo que para completarlo y hacerlo transitable solo falta un puente de 400 metros entre Brasil y Paraguay, asfaltar 400 kilómetros en territorio paraguayo y 100 kilómetros en Argentina.

Gazmuri se refirió al proyecto de otro corredor, esta vez que incluía territorio boliviano, del que habían hablado la presidenta Michelle Bachelet y Evo Morales. Dijo que ese proyecto no es excluyente del otro, pero que el corredor del sur está casi listo, además de que cualquier idea de integrar más a los países de la región es positiva. Es bueno que las autoridades nacionales se preocupen por resolver estos temas, pero que lo hagan con criterio dinámico. Habría que evitar que los países vecinos tengan proyectos carreteros o ferroviarios que hayan sido concebidos para aislar a Bolivia.

La Cancillería tiene mucho que hacer en este propósito, pero trabajando con criterios apropiados. El país no puede ser marginado en la región.