Páginas vistas en total

martes, 8 de noviembre de 2016

Humberto está acertado "se trata de una nueva mamada". Perú feliz porque el costo se dividirá entre Perú y Bolivia, en lugar de asumirlo sólo. en todo caso, la última palabra no está dicha. o mejor decimos "ojalá, ojalá"

¿CÓMO SE DICE "MAMADA" EN JERGA LIMEÑA?
• El peruano PPK nos vendió un tren que a él no le gustaba.
• El comprador le estaba rogando.
El negocio de PPK

...
(De Siglo 21 N 1453- Por suscripción)

El 19 de septiembre, el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski dijo, según el diario Gestión de Lima,que el ferrocarril interoceánico Perú-Brasil era un proyecto que había que discutir.

PALABRA DE CONSULTOR
Eran las palabras del que fuera reconocido alto funcionario del Banco Mundial, presidente del Banco Central del Perú y consultor de proyectos de energía y minas en varios países.

Entonces, pensando todavía como consultor financiero, dijo: “Les dije (a las autoridades de China) que este proyecto (el tren bioceánico Perú – Brasil) habría que estudiarlo bien por razones ambientales y su alto costo, además, no dejaría carga en Perú, dado que es un tren cautivo que va llevar la soja al puerto de Paita o de Bayóvar, y no va tener carga de retorno, (por lo que) es un proyecto que hay que discutir”.

PALABRA DE PRESIDENTE
Un mes y medio después de haber dicho eso, PPK viene a Sucre y firma con el presidente EMA todos los compromisos para hacer que el mencionado tren pase por Bolivia también.

El primer proyecto, del que se habló a principios de año, consistía en un tramo que, partiendo del puerto de Paita, atravesaba el territorio peruano hasta llegar a la zona fronteriza en la región amazónica justo al norte de Bolivia y luego hacía el recorrido por losestados brasileños productores de soya.

PERÚ PASA
Es decir que PPK lo que hizo al firmar los documentos en Sucre fue evitar que ese tren pase solamente por territorio peruano y en cambio atraviese Bolivia, aunque siga siendo un tren solamente de ida.

La predicción de este consultor egresado de la universidad de Oxford y ahora presidente de Perú es que el tren no tendrá carga en su recorrido Pacífico-Atlántico. Peruanos, y ahora bolivianos, verán pasar el tren cargado con soya brasileña hacia el Pacífico y luego lo verán, sin carga alguna, yendo en sentido contrario.

APORTE DE BOLIVIA
Por ese honor, Bolivia deberá hacer un aporte de miles de millones de dólares, en una suma que ahorrará Perú. Parece que PPK ha pensado, eso sí, que los productos peruanos entrarán a Bolivia por ese tren, sobre todo ahora que en todo el territorio se los consume para reemplazar a la alicaída producción nacional.

PPK vistió un poncho de Tarabuco, recibió regalos y se fue después de haber hecho un excelente negocio de transferir a Bolivia los costos del ferrocarril que sólo debía pasar por Perú.

El presidente EMA y los ministros que lo acompañaron a Sucre, así como los medios que dieron mucha cobertura al tema estaban felices porque Bolivia había sido incorporada al proyecto ferroviario más grande de Sudamérica.

DUDAS MAYORES
Hay un detalle que no han tomado en cuenta las autoridades bolivianas. El nuevo trayecto del tren quizá no sea de interés de Brasil, o por lo menos no lo sea de los estados brasileños productores de soya. Es probable que el proyecto se haya hecho inviable. De todos modos, el gobierno boliviano ha festejado esto como un triunfo y el presidente EMA llegó a decir que este ferrocarril será tan importante como el Canal de Panamá.